Viktor Frankl, una respuesta humanista y ética al nihilismo contemporáneo.

Este fin de semana pasado tuve el gusto de leer las memorias del psiquiatra vienés, padre de la logoterapia o tercera escuela austríaca de psiquiatría que tiene por título Lo que no está escrito en mis libros. Memorias (Trad. de Cristina Visiers Würth, Herder, Barcelona, 1995. 2016).

La impresión que me produjo el libro es que era un producto de la editorial, la que viendo, el final previsible del señor a mediados de los años noventa, le pidió al nonagenario autor que dictara sus recuerdos personales.

El libro es irregular, algo fragmentario. Poco más que una colección de viñetas de recuerdos, reflexiones personales al hilo de anécdotas, personajes, temas o periodos de su vida. Por momentos es una colección de chistes o humoradas. El tema de su profesión como psiquiatra vertebra todo el libro y la experiencia en los campos de concentración nazis es un referencia marco constante que, sin embargo, como aparece contada en su famoso libro El hombre en busca de sentido, queda en todo momento hurtada en este libro de memorias. De modo añadido, no es un libro extenso, ni muy complejo.

Destacaré en esta reseña algunas cosas que sí me han llamado la atención en relación a las creencias e ideas religiosas del vienés y su influencia en su psicoterapia y su reflexión sobre el sentido de la vida y la muerte.

Sigue leyendo