Publicado el Índice Mundial de Libertad Electoral 2018

  • Irlanda encabeza el Índice y es el único país que supera los 80 puntos y alcanza la franja de “altísima” libertad del elector. Le siguen Islandia y Suiza.
  • Con 69,22 puntos sobre 100, España se sitúa en la franja “aceptable”. Supera a Alemania y Bélgica, pero le supera el resto de Europa Occidental.
  • Excelente desempeño de Portugal y de algunos países latinoamericanos como Uruguay, Chile y la República Dominicana.
  • Guatemala cuenta una relativamente muy alta libertad electoral (puesto 34), y alto índice de sufragio activo (puesto 11) pero, el índice de desarrollo político (puesto 122) y el índice de sufragio pasivo (82) la lastran.
  • Cierran el índice Arabia Saudí y Brunei.

DESCARGA DEL DOCUMENTO ÍNTEGRO DEL IMLE 2018 EN PDF: http://bit.ly/WEFI2018

Madrid, 22 de enero. Acaba de publicarse el Índice Mundial de Libertad Electoral (IMLE) 2018. Su director es el profesor José Antonio Peña, de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. El consejo científico incluye a catorce catedráticos y especialistas de diversas universidades de España, Alemania, Italia, Portugal y varios países de América Latina y Oriente Medio. El estudio, elaborado por la Fundación para el Avance de la Libertad con la colaboración de la Universidad Autónoma de Chile, ha identificado cincuenta y cinco indicadores básicos para elaborar los cuatro grandes subíndices que componen el principal. Son los índices de desarrollo político, sufragio activo, sufragio pasivo y empoderamiento del elector. En total, se ha asignado cerca de once mil puntuaciones para evaluar y clasificar a los 198 países cuyo grado de libertad electoral se analiza.

José Antonio Peña

Con una puntuación de 69,22 sobre 100, España alcanza el puesto 56º y el aprobado en esta primera edición del índice. Supera a dos países de Europa Occidental, Alemania (64º) y Bélgica (85º), quedando clasificada en la franja de libertad electoral “aceptable”. Los demás países de Europa Occidental obtienen puestos más elevados en el ranking. En el caso español, el factor que lastra la puntuación es su mejorable desempeño en materia de sufragio pasivo por las barreras de acceso a la actividad político-electoral, cayendo hasta el puesto 127º del mundo en ese subíndice, mientras obtiene una alta puntuación en sufragio activo (puesto 32º) y otras áreas.

En Europa, algunas de las democracias recientes del Este presentan una puntuación más baja que la española, dentro de la franja de “aceptable” libertad electoral. Pero hay también cinco países europeos que suspenden: Armenia (118º del mundo), Rusia (134º) y Turquía (135º) obtienen la etiqueta de libertad electoral “insuficiente”, mientras Bielorrusia (163º) y Azerbaiyán (168º) quedan clasificadas con la de libertad electoral “baja”.

Entre los países de nuestro entorno, destaca la ganadora absoluta del IMLE 2018, Irlanda, único país del mundo que supera los ochenta puntos y alcanza la clasificación de “altísima” libertad electoral. Le siguen por este orden Islandia, Suiza y Finlandia, y el “top ten” de esta primera edición incluye también a Dinamarca (6º puesto), Portugal (7º), Reino Unido (9º) y Lituania (10º).

En el resto del mundo, destaca por sus buenos niveles de libertad electoral todo el continente americano. En América Latina, sólo Cuba (186º del total de 198 países evaluados), Venezuela (102º) y Honduras (108º) suspenden en el IMLE 2018 junto a Guyana, Belice y algunas islas del Caribe. Destacan, en cambio, las altas puntuaciones de países como Uruguay (12º), Chile (17º) y muy especialmente la República Dominicana, que queda en el 8º puesto de este ranking mundial. Los Estados Unidos de América (puesto 44º) deben conformarse con una nota de libertad electoral “alta”.

Australia (5º puesto) y Nueva Zelanda (39º) presentan un magnífico desempeño, mientras los continentes africano y asiático cosechan, en general, los peores resultados del estudio. Algunas excepciones son Sudáfrica (51º) o Japón (54º). India alcanza un puesto encomiable (20º) pero se debe sobre todo al excelente ordenamiento, al menos formal, de su sistema de sufragio activo, subíndice que el gigante asiático encabeza en esta primera edición del IMLE.

Los peores niveles de libertad electoral se dan en los regímenes donde los procesos electorales ni siquiera cumplen unas mínimas exigencias de credibilidad. Así, cierran el IMLE 2018 países como Corea del Norte (190º), China (192º), Arabia Saudí (197º) y, en último lugar, el Sultanato de Brunei (198º).

El IMLE 2018 se presentará en varias ciudades españolas y en algunos países de Europa y América. En enero de 2019 se publicará la segunda edición y podrá comenzarse a comparar la evolución anual de los países.

DESCARGA DEL DOCUMENTO ÍNTEGRO DEL IMLE 2018 EN PDF: http://bit.ly/WEFI2018

————————————–

Sobre la Fundación

La Fundación para el Avance de la Libertad es un think tank e incubadora de organizaciones de activismo en la sociedad civil, con sede en Madrid. Su misión es promover el avance de la Libertad individual humana en todos sus aspectos y el éxito de las organizaciones y entidades que la impulsan y defienden. La Fundación es miembro de la Atlas Network, una red mundial de institutos de pensamiento que trabajan por la libertad personal y económica.

+ INFO: www.fundalib.org

 Atención a los medios:

  • José Antonio Peña, autor del IMLE 2018

Email: japer@upo.es

Teléfono +34 657 219 669

  • Juan Pina, Secretario General de la Fundación

Email: j.pina@fundalib.org

Teléfono: +34 647 185 989