Conmemorando los terremotos de 1917-1918: 100 años después

Exposición fotográfica

Entre el 25 de diciembre de 1917 y el 24 de enero de 1918, la Nueva Guatemala de la Asunción sufrió una serie de terremotos que destruyó la mayor parte de la ciudad y dejó varios miles de muertos.

La ciudad había sido fundada en 1776, con el traslado de la capital de la Capitanía General de Guatemala desde el valle de Panchoy, donde la antigua capital, Santiago de Guatemala (hoy la Antigua) había sido destruida por los terremotos de Santa Marta de 1773, hasta el valle de las Vacas, donde aún permanece hoy.

La Nueva Guatemala se había construido muy lentamente a lo largo del siglo XIX, hasta el punto de que para los tiempos de la Revolución Liberal de 1871, la capital presentaba un aspecto tardocolonial, concentrada en torno a la actual zona 1, con edificios de un solo nivel, muy macizos, entre los que sólo destacaban las torres de las iglesias.

Sin embargo, a finales del siglo XIX y principios del XX, durante los gobiernos de Reina Barrios y Estrada Cabrera, la Nueva Guatemala había sufrido una renovación general. La ciudad había crecido, sobre todo, por las actuales zona 4 y la avenida de la Reforma. El caserío se había renovado con aires venidos de la Europa Occidental, hasta el punto de aspirar a convertirse en la pequeña París centroamericana.

Todo este proyecto de renovación se vino abajo con los terremotos de 1917-1918, hasta el punto de que el legado arquitectónico de Reina Barrios y Estrada Cabrera, fuera de la traza urbana, prácticamente ha desaparecido.

Los terremotos del 25 de diciembre de 1917 comenzaron a causar estragos en la ciudad, que se vieron agravados con los nuevos terremotos de tres días después, el 28 de diciembre, tras los cuales se instalaron campamentos provisionales en los parques y plazas para dar cobijo a todos aquellos que habían perdido sus casas.

Sin embargo, los propios campamentos provisionales, así como los edificios que aún permanecían en pie, se vieron terriblemente afectados por los nuevos terremotos del 3 y el 24 de enero de 1918 que provocaron la ruina de la urbe.

Es entonces cuando el joven Enrique Forno Amado (quien en 1918 tenía 27-28 años) comienza a elaborar la colección de fotografías que presentamos en esta exposición, colección que había permanecido inédita hasta ahora. Bien es cierto que de los terremotos de 1917-1918 existen otros repertorios fotográficos. Pero el interés de la colección Forno es que junto a las imágenes de los edificios más significativos, hay una serie llamativa de calles y avenidas bien identificadas que nos permiten entender hasta qué punto los terremotos afectaron no sólo a los grandes monumentos, sino también a negocios y viviendas.

En esta exposición, deseamos mostrar como el terrible efecto de los terremotos de 1917-1918 acabó completamente con esa ciudad que aspiraba a ser una de las más bellas de Centroamérica.

La exposición se puede visitar en el Auditorio Juan Bautista Gutiérrez.

Conferencias relacionadas con los terremotos

El próximo 24 de enero, desde las 8:30 hasta las 13:30 horas, en el Auditorio Juan Bautista Gutiérrez, sala 3, organizado por el Programa de Exploraciones sobre la Historia, se llevará a cabo un ciclo de conferencias conmemorando los terremotos de diciembre de 1917 y enero de 1918 que destruyeron la ciudad de Guatemala.

Hace cien años, una serie de sismos asolaron la capital provocando la destrucción de la ciudad tardocolonial y liberal lentamente construida durante todo el siglo XIX, con un concepto de confort y belleza que posiblemente se perdió irremediablemente tras esos terremotos.
 
El ciclo de conferencias comenzará con la ponencia de Héctor Monzón, sobre el contexto geológico en el que se produjo el terremoto. Continuará Walter Widman, explicando el contexto histórico en el que se produjeron los sismos. Seguidamente, hablará Carlos Ayala para contarnos cómo era la ciudad de Guatemala, su desarrollo urbano y arquitectónico, antes de los terremotos.
 
Pasaremos entonces a la charla de Aníbal Chajón, quien narrará cómo fueron los terremotos y cuál fue la destrucción que provocaron. Proseguiremos con la presentación de Augusto de León sobre las consecuencias políticas del terremoto, en esencia, el final del gobierno de Estrada Cabrera. El ciclo lo cerrará Luis Figueroa relatándonos algunas anécdotas y vivencias de las personas que sufrieron los terremotos.
 
Enlace para la inscripción gratuita en el ciclo de conferencias.
 
Agenda.
 
  • Se convoca al público a las 8:30.
  • Alberto Garín, Introducción, de 8:45 a 9:00
  • Héctor Monzón, ¿Qué causó los terremotos de 1917-1918?, 9:00-9:45
  • Walter Widmann, Guatemala en 1917, 9:45-10:30
  • Carlos Ayala, Arquitectura y urbanismo de la Ciudad de Guatemala La ciudad en 1917, 10:30-11:15
  • Aníbal Chajón, Breve historia de los terremotos de 1917-1918 y la destrucción que provocaron, 11:15-12:00
  • Augusto de León, Consecuencias políticas de los terremotos de 1917-1918, 12:00-12:45
  • Luis Figueroa, Viviendo los terremotos de 1917, 12:45-13:30

Si te interesa la historia, posiblemente quieras ver la oferta de cursos de este trimestre, que forman parte del Posgrado / M.A. en Historia y del Programa de Doctorado.

Posgrado y M.A. en Historia (blended, presencial o en línea)

Pueden suscribirse o desuscribirse de este blog con este sencillo formulario:


 

 

“In memoriam: Juan Jacobo Rodríguez Padilla”

María Lorena Castellanos y Juan Jacobo Rodríguez Padilla, pintor guatemalteco

María Lorena Castellanos y Juan Jacobo Rodríguez Padilla, pintor guatemalteco

Nuestra catedrática de los programas de posgrado/maestría en historia y en relaciones internacionales María Lorena Castellanos ha publicado el pasado 17 de octubre de 2014 el siguiente artículo dedicado a la figura del artista guatemalteco Juan Jacobo Rodríguez Padilla. Lleva por título “In memoriam: Juan Jacobo Rodríguez Padilla”, y fue publicado en la página 3 del el Suplemento Cultural de La Hora, Guatemala; en él realiza un recorrido por su vida y su obra a modo de homenaje y obituario, dado su reciente fallecimiento.

Las fotos están tomadas de la edición digital de la noticia. También compartimos con nuestros lectores, la edición electrónica facsimiliar de la edición en papel del número entero, del artículo y su transcripción completa.

Sigue leyendo