¿Cuál es el problema con que las marías sean o estén chulas?

Hemos amanecido ayer en Guatemala con esta noticia, que han publicado diversos medios, pero que aquí citamos por Publinews:

Este lunes, 17 de julio, la señorita María Andrea Flores, encargada de la tienda virtual “María Chula“, ofreció una disculpa pública en la sede de la Comisión Presidencial Contra la Discriminación y el Racismo Contra los Pueblos Indígenas en Guatemala (Codisra [sic]), por los términos que componen el nombre de dicha empresa, los cuales son peyorativos y discriminativos contra mujeres indígenas, según la entidad gubernamental.

La denuncia fue realizada el pasado 22 de mayo ante el Ministerio Público (MP), previo a la realización de un monitoreo sobre la situación, según indicó Codisra [sic].

Reproduzco el comunicado de CODISRA, que esta comisión ha compartido en su perfil de facebook:

CODISRA María Chula

Como podemos leer, en dicha acusación de racismo, los términos “María chula” son discriminatorios contra las mujeres mayas. Los argumentos serían:

  • “María” es un término peyorativo para nombrar a las mujeres indígenas que portan indumentaria maya, “una sobregeneralización que anula su identidad individual”.
  • “Chula”, sería un término despectivo y paternalista utilizado para referirse a las empleadas domésticas.

Como español, que lleva cuatro años en Guatemala, la noticia me ha dejado perplejo, pues no había sentido en ningún momento ninguna carga racista en estos términos.

Cierto es que Guatemala es un país étnicamente muy diverso y, en verdad, sufre desde siempre la lacra del racismo por la complejidad de su historia. Es cierto que se puede encontrar la transmisión de discriminación racial o racista en términos, curiosamente de origen etimológico maya, como ishto (término maya para niño, pero usado con el sentido de niño maleducado, generalmente aplicado a los de extracción social baja o de origen indígena) o el mismo término canche (término referido a las personas de pelo rubio o tez clara). Yo no me siento nada cómodo cuando se aplica a mí mismo, pues en España y en Europa soy considerado alguien de fenotipo mediterráneo (supuestamente más oscuro que los del norte, generalmente más rubios). Incluso cuando se intenta aplicar como supuesto piropo por alguien de tez más oscura en Guatemala, entiendo que hay en el término una jerarquía racial que no se aplica en España y que existe una carga racista en el mismo que, francamente, me incomoda.

Pero, ¿hasta qué punto María Chula es un término racista o incita a la discriminación racista? La polémica llueve sobre mojado, pues viene a rebufo de otra anterior reciente, en relación a una portada de revista, donde se habría, supuestamente, reflejado una visión racista de Guatemala y su gente (Ver aquí una argumentación sobre por qué sí sería racista esta portada).

Mis dos abuelas, la española y la portuguesa, hija de un chino católico de Macao, se llamaban María. Como todo el mundo sabe, María es el nombre de la madre de Cristo y es un nombre muy extendido por toda la Cristiandad, muy especialmente en aquellos países de tradición católica, y marcado culto mariano. 

Según leemos las acepciones del Diccionario de la RAE maría quiere decir, además de un nombre propio de mujer:

maría1

Del n. p.María.

1. f. galleta maría.

2. f. Moneda española de plata de fines del siglo  XVII.

3. f. despect. coloq.  maruja.

4. f. coloq. Asignatura que no requiere esfuerzo por parte del alumno para ser aprobada.

5. f.coloq. vela María.

Si alguien me habla de una maría en España, entendería en primer lugar que es un tipo de galleta que todos los niños comen y que está muy rica sobre las natillas, o es una moneda de plata de siglo XVII, de donde probablemente provenga la acepción “asignatura maría”, una que es fácil aprobar por un estudiante con poco esfuerzo o poco pago a cambio.

Sí es cierto que existe la acepción despectiva y coloquial de maría que viene marcada por el contexto: maría por “maruja”, ama de casa sin otra dedicación profesional. Podría entenderse que maría tiene ese aspecto despectivo que, en todo caso, sería más fruto de una discriminación de género o sexista, más que de una discriminación racial. En ese sentido, las amas de casa guatemaltecas de tez clara con una empleada doméstica indígena podrían ser consideradas igualmente marías o marujas. De hecho, es posible que cuanto más racistas sean, más marujas o marías sean dichas patronas. Quizás admito que esta sería una apreciación sexista pero, a mi entender, esto demostraría que el término maría no tiene una carga despectiva estrictamente racista. 

No al menos desde el punto de vista de las acepciones lexicográficas más comúnmente aceptadas. Desconozco si el uso local en Guatemala, efectivamente tiene esa connotación racista. Pero no la he observado. Sí es cierto que, coloquialmente, uno podría pasear por un pueblo de Castilla y oír decir algo así como

“Las marías se sientan a la fresca en el banco del parque de la plaza del pueblo”.

Pero creo que nadie se sentiría muy ofendido por algo así. Bueno, sí, si acaso, las feministas excesivamente susceptibles. Pero ni siquiera las señoras del pueblo entenderían muy bien la polémica y se referirían a sí mismas en términos parecidos. Sencillamente, como expliqué antes, el nombre de María es un nombre muy extendido entre las abuelas de cultura católica y es un término genérico, más o menos agraciado, para referirse a las mujeres.

En cuanto al término chulo, el Diccionario de la RAE nos dice:

chulo, la

Del it. ciullo ‘niño’, y este acort. de fanciullo.

1. adj.Que habla y obra con chulería. U. t. c. s.

2. adj.chulesco.

3. adj.coloq.Lindo, bonito, gracioso.

4. adj.Guat., Hond., Méx. y P. Rico.guapo (‖ bienparecido).

5. m. y f.Persona de las clases populares de Madrid, que afecta guapeza en el traje y en el modo de conducirse.

6. m. Hombre que ayuda en el matadero al encierro de las reses mayores.

7. m. Hombre que en las fiestas de toros asiste a los lidiador es y les da garrochones, banderillas, etc.

8. m.rufián (‖ hombre dedicado al tráfico de la prostitución).

9. m.Col. zopilote.

En este caso, describe que el origen italiano del nombre como acortamiento de (in)fanciullo (niñito). Posiblemente el término pasara en la baja edad media, el renacimiento o el siglo de oro, a España, con el sentido figurado de proxeneta o rufián, (de ahí también el habla chulesca, hecha con arrogancia o altanería) y por el estilo acicalado de vestirse estas personas, acabara significando guapo, lindo, bonito o gracioso, sobre todo aplicado a la indumentaria de vestir, perdiendo su carga despectiva y lumpen con el tiempo.

Aunque todas estas acepciones son entendidas por cualquier persona culta de habla española, el uso más extendido y generalizado, tanto en España como en Guatemala, carece de connotación peyorativa. Si alguien me dijera, “¡Qué chula estaba tu madre con ese traje en tu boda!”, lejos de enfadarme o sentirme ofendido, daría las gracias por el piropo hacia mi progenitora. La prueba de que algo parecido ocurre en Guatemala es que existe en todos los supermercados de Guatemala una marca de frijoles fritos y volteados que se llama “La Chula”, donde en el logo se representa una figura femenina de rasgos indígenas estilizados, que hasta ahora nadie ha considerado despectivo o discriminatorio:

He consultado entre mis alumnos guatemaltecos y sí les consta el uso figurado de chula como vocativo empleado para referirse a las empleadas domésticas. Aunque, igualmente no tendría matiz racista sino, en todo caso, clasista, por la relación subordinada de la empleada, sean de la raza o etnia que sean los patrones y la empleada. Pero es un uso coloquial, figurado y muy local de Ciudad de Guatemala y no aplica al caso de una tienda de indumentaria tradicional. Las empleadas domésticas pueden usar o no trajes tradicionales en su tiempo libre, pero de las que lleven traje indígena, la mayoría de ellas, no usan tan preciada prenda mientras se desempeñan en las tareas del hogar, para lo que generalmente llevan algún tipo de gabacha, peto o mandil de trabajo.

Quizás por mi origen extranjero se me escapan los matices estilísticos o pragmáticos en el uso local o en el contexto o situación comunicativa, pero creo que mi apreciación, al igual que la de muchas otras personas de Guatemala, es que esta denuncia ante el ministerio público es injustificada y de una susceptibilidad muy acusada, pues el caso de racismo es muy traído por los pelos.

Quizás haya cierta connotación paternalista o patriarcal, e incluso, clasista, si apuramos, en algunos usos y contextos muy concretos de las palabras maría y chula en Guatemala, pero no parecen términos realmente racistas en el caso concreto de “María Chula”, máxime cuando la empresaria denunciada se llama María. En el peor de los casos, forzando mucho los sentidos y contextos, podría observarse una discriminación clasista y hacia la mujer, pero de ningún modo se observa racismo de modo directo. Menos en la creación de una marca que vende, pone en valor, indumentaria tradicional de mujer indígena.

Lo más preocupante de esta situación es la caza de brujas (¿todavía se puede decir “caza de brujas” ante los torquemadas de la corrección política?) por parte de instancias estatales. Máxime cuando el mismo Presidente de la República logró su fama antes de su carrera política como humorista caracterizado con estereotipos racistas de muy mal gusto.

La empresa “María Chula”, de la joven María Andrea Flores, que vendía estos productos artesanales realizados por mujeres indígenas, se ve afectada económicamente por esta medida, que terminará perjudicando más que beneficiando a las mujeres guatemaltecas que supuestamente se pretendía proteger. 

¿Dónde reside realmente la visión paternalista (o maternalista)? ¿Dónde está la visión racialista?

La población del país puede sufrir de un inveterado racismo, sin embargo, medidas como esta, ¿realmente son efectivas contra el racismo que sufre el país?

Nos gustaría saber tu opinión argumentada y respetuosa en un sentido u otro. Déjanos saber en comentarios a este post.

Si te interesó este post, posiblemente también quieras leer estos otros relacionados:

Designación, significado y sentido de María Chula

Algunas conclusiones sobre María Chula

Si te interesa la lexicología y lexicografía, la sociolingüística, la historia de la lengua y su uso en cuestiones de semiótica, pragmática o estilística, seguro te gustaría saber más sobre nuestro programa de Lingüística:

M.A. en Lingüística

Puedes suscribirte o desuscribirte de este blog añadiendo tu correo a este sencillo formulario:


 

89 pensamientos en “¿Cuál es el problema con que las marías sean o estén chulas?

    • Estimada Eugenia:

      gracias por comentar en el blog. Creo que tu comentario xenófobo solo te retrata a ti: una persona que valora a las personas en función de su nacionalidad. Me metes dentro de un estereotipo y asumes que todos los españoles, por el mero hecho de serlo, son racistas. Bonita forma de combatir la discriminación y fomentar la coexistencia de etnias y culturas en un país con un vínculo secular con la cultura y la historia hispánica.

      Yo, personalmente, llevo cuatro años en el país aportando mis conocimientos en el campo de la enseñanza para la mejora de Guatemala. País al que he aprendido a querer y al que he dado tres hijos, ciudadanos guatemaltecos, que ya hablan en “chapín”, si se me permite la licencia.

      Como dijo Nietzsche patria no es solo donde nacen los padres, sino donde uno es padre.

      Por otro lado, ¿cuándo llegó la rama de los Castillo de la familia de tu padre a América y a qué se dedicaron desde entonces? Será muy interesante saberlo. Espero tu respuesta.

      Saludos cordiales,

      Manuel Pulido Mendoza
      Director
      Escuela de Posgrado.

    • Creo que egunia es de la típica gente que dice no ser racista pero cuando escribe aunque muy poco, demuestra que ella lo es, y no aporta nada así que tu comentario fuera de lugar.

  1. Rin in jun ixoq Maya Kaqchikel, ri k’ayewal wawe’ man jata ri wuxarub’in ri k’ayij, wuxamanaq; rik’ayewal wawe’, jari k’ajanila man utzta ye tz’et ri qawinaqil; k’a k’ona pakijolon ri kaxlani’ winaqi’, chin rije’ janila e nimaq chiqawuch, manaq, ajowanik richin jun jeb’el k’aslemal. Janila xatzijon chirij re kai’, oxi’ tzij re’ , po rat majumul xtaq’asisaj ri niqaq’asisaj roj maya ixoqi’ toq patä b’ey nikib’ijkan chiqe María.
    Ri nimaläj qajaw xtusaqrisaj ri aq’ijub’äl.

    • Gracias Vilma por comentar. Siento no poder contestarle en Maya Kaqchikel, ni en español porque no hablo, ni leo su lengua. Pero si me la formula en alguna de las que entiendo (español, portugués, catalán, italiano, francés, alemán, inglés) o aquellas que he estudiado (latín, griego, árabe, chino mandarín y ruso) y puedo ayudarme con Google Translator, con gusto le respondo o comento. Prometo iniciarme en su lengua tan pronto tenga oportunidad y animar a mis hijos a aprender las otras lenguas de su país, Guatemala. Saludos cordiales.

          • Gracias Manuel por tus comentarios muy buenos y oportunos. Sin duda eres una persona muy versada en las lenguas!

        • Confunde usted, estimada Luisa Vega, con o sin razón aparente, dialecto con lengua. Lo suyo es la sinécdoque. Una lengua o un idioma es un conjunto agregado de dialectos. Así, esta conversación está escrita en un dialecto latino. 🙂

      • Es acaso sarcasmo, que aristócrata, que culto. Es inevitable el miedo, un indigena que labora 72 horas como animal, seguramente puede superar su concepción de razon y estética. Gracias por llenar de cultura a Guatemala.

        • De nada.

          Firmado:

          un nieto de campesinos e hijo de sencillos asalariados que llegó a la universidad por sus propios medios y méritos.

  2. El componente racial, pienso yo, entra porque la empresa lucra con tejidos tradicionales de indígenas. Estoy de acuerdo en que el término tendría mayor componente machista(chula como piropo o como paternalismo hacia una mujer débil y valorada sólo en cuanto a su atractivo físico) y clasista (por la referencia a las empleadas domésticas que tanto son explotadas en Guatemala).

    A mi en lo personal no me ofende el título de esa empresa. Me da igual. Pero si hay gente con otras sensibilidades a quienes les ofende, me parece sensato ponerlo a discusión. Si hubiera menos racismo y menos sensibilidad hacia el racismo (porque el racismo genera sensibilidad hacia el racismo, obviamente, como el machismo genera la sensibilidad feminista hacia el acoso) dejaríamos que María, la empresaria, se defienda y demuestre que no se trata de un asunto racista. Aplaudiríamos su defensa si sus argumentos son válidos y convincentes o repudiaríamos su racismo, si resulta que sí hay racismo en esto. Pero entre el montón de racismo que aún hay en Gt pasa lo que vemos.

    • ¿Cuál es el problema con el lucro? ¿Tienen los diseños copyright o derechos de propiedad intelectual? ¿Sí o no? Si no, está en su derecho hacer lo que le dé la gana.

      Si yo quiero sacar una línea de chaquetas con diseños inspirados en los trajes de luces de toreros y me lucro con ello no hay ningún problema. Los trajes de luces son una tradición folclórica española de muchos siglos y sus diseños no tienen propietario, pertenecen al acervo común de la cultura española. Con los trajes indígenas, le duela a quien le duela, pasa lo mismo.

      En el término María Chula no hay discriminación: ni racista, ni machista, ni clasista. Otra cosa es que haya contextos en los que maría y chula pueda interpretarse como discriminación, pero no aplican al caso, en mi opinión como filólogo doctor en letras hispánicas.

      • Sí, no estoy negando nada de eso y es justo ese tono de su respuesta lo que yo estoy remarcando. Sacan todos su postura defensiva y ofensiva y se atrincheran en los teclados. A lo que voy es que esto es un proceso legal en el que la acusada puede defenderse y demostrar que no hay racismo en su empresa ni en su título. CODISRA tendrá que demostrar, si pueden, que sí hay racismo, o sencillamente desistir de su denuncia y seguir con otros casos. Un juez tendrá que manejar el proceso y llegar a una conclusión. Y listo. Este caso sentará un prescedente. Si se concluye que no hay racismo, le apuesto que CODISRA cambiará su manera de denunciar y buscará casos en los que el racismo sea algo muy presente e intencional, que es el escenario óptimo, para mí. Si se llega a la insensatez de concluir que la empresaria debe cerrar o cambiar su nombre, me parecería bastante malo.

        Pero más allá del proceso legal, está todo este levantamiento de gente que se grita en internet. He visto a muchos racistas hacer alarde de sus discursos de odio. He visto a personas victimizarse con cosas que ni tienen relación con el tema, a otras personas contar sus experiencias personales de cuando les insultaron con un “maría”, y de todo.

        Yo desde mi posición de privilegio (hombre ladino capitalino con estudios) sólo veo un proceso legal, que sería injusto sólo si en Guatemala no existiera el racismo. Pero como estamos entre tanto racismo (ver lo del MEM y los xinkas, por ejemplo) me parece necesario tener estas conversaciones. La acusada tendrá que afrontar la molestia de defenderse de la acusación, pero por otro lado, me pregunto cuántos likes y ventas incrementó gracias al escándalo.

        Pero una persona indígena, desde sus experiencias pasadas de discriminación y odio, seguramente no lo vea como algo inofensivo. Es inválida esa sensibilidad distinta a la nuestra? Yo pienso que no. Por el lado del proceso legal, mi expectativa es que se aclare que no es racismo intencional y que no es necesario que la empresa cambie algo, pero por el otro lado, que no es legal si no de interacción social, espero que podamos tener empatía para poder aceptar que hay sensibilidades distintas que son válidas e importantes.

        • Los discursos de odio no son aceptables. De acuerdo.

          Todo es más retorcido. CODISRA amenaza y denuncia y, luego, retira la denuncia a cambio de la disculpa pública.

          El método es repugnante. Acoso y derribo sin argumentos. Saben que si seguían en los tribunales, no prosperaba la demanda, que tenía defectos de forma jurídica, no estaba sustentada ni por derecho, ni técnicamente.

          Porque en María Chula no hay racismo, hay envidia porque alguien se lucre con algo que consideran propio, aunque no les pertenezca, porque no tienen derechos de propiedad intelectual. Es un caso de corporativismo, no de racismo.

  3. Un español hablando de racismo en Guate jajaja (lo siento lo tenia que decir) mas aun porque hay gente tan suceptible aca en Guatemala que con el simple hecho de ser extragero ya te podrian considerar racista y que solo vienes a menospreciar a los guatemaltecos o la cultura en todo caso.

    Yo personalmente creo que es un caso de racismo rebusado y ridiculo, como una institución nacional que lucha contra el racismo crea división y humilla publicamente a una mujer (ladina) emprendedora por el simple hecho de llamar a su empresa “Maria Chula” (osea si sos ladino y usas estas terminologias sos un racista) donde los cargos que le imputan son tan mediocres que compararlos con los juegos de futbol nacional, se quedan cortos; estas personas son el cancer del paradigma social y racial, personas que se victimizan solas ya que su perspectiva de racismo gira entorno a sentimientos y no de una forma objetiva y puntual, donde ellos mismos se crucifican por llamar la atencion, se basan simplemente por las tipificaciones raciales que la sociedad nos ha impuesto por los diversos hechos historicos que han pasado pero no generan un pensamiento neutral mas haya de esto y no estan dispuestas a cambiar y se creen martires
    .
    Se nos ha inculcado que calificativos como llamarle negro al negro es racista, pero llamarle blanco al blanco no es racista; asi mismo en Guatemala llamarle indigena al indigena es racista pero llamarle ladino al ladino pues ahi no pasa nada es normal, se ha llegado hasta el punto que no se sabe una forma correcta para dirigirte a estas personas, porque no sabes que loco protector etnoracial saldra por ahi con los palos proverviales para corregirte segun su pensamiento(porque su pensamiento es el correcto…claro!!) para luego iniciar un linchamiento publico por tu supuesta metida de pata.

    Asi es mi Guate sufre por este tipo de paradigmas medriocres que estan llegando al punto de hermetizar a las diversidad cultural de Guatemala, donde ahora la inclusion de gente indigena a diversas actividades puede ser considerado racista, donde si una persona promociona artesania es racista, un abusador y un explotador mas aun si es ladino, si hablas de cultura puede ser considerado racista, los mas tragico de esto es que estas personas etnodefensoras impiden el desarrollo pleno comercial, cultural y social como tal de diversas etnias del pais, impidiendo su evolucion y lo mas comico del caso es que a ellos mismos se les podria considerar racistas porque le dan tanta importancia a las etnias de ascendencia Maya que se olvidan de las otras etnias del pais…. y si pobres negros(garifunas) no tienen etnodefensores…. hasta este punto porque sera me pregunto yo, sera porque son negros? creo que el chiste se cuenta solo porque estas personas al final de cuentas consideran debiles, inferiores, incapaces o incluso tontos a los pueblos indigenas de salir adelante y por eso creen que necesitan ser defendidos con acusaciones tan tontas y ridiculas que nunca van a dar en el clavo para dar solucion a los casos de racismo verdadero que hay en Guatemala.

    • Gracias por comentar, el sentido del humor y el sentido crítico.

      Comparto algunas ideas, otras no.

      Sí hay racismo en Guatemala. Y en España.

      También hay victimización y racismo inverso, en efecto.

      Y, además, se confunde con otras discriminaciones (sexuales o de género, de edad, lingüísticas, por motivos de orientación sexual, etc.)

      Me gustaría saber la experiencia de los homosexuales indígenas en sus comunidades.

      Y ciertamente el racialismo (la discriminación positiva por motivos raciales o étnicos) es también discriminación al fin y al cabo.

      Por eso es tan importante apoyar al Estado de derecho y la igualdad jurídica. La única identidad que merece verdadera protección es la individual, de cualquier colectivismo que quiera oprimirla.

      Cada uno somos fruto de sus experiencias vitales, únicas e intransferibles.

      Qué bueno sería un marco de convivencia donde cada uno pudiera ser lo que quisiera, sin molestar a nadie que opine diferente.

      • Me agrada su opinión, justamente ha dado otro punto para debate “Me gustaría saber la experiencia de los homosexuales indígenas en sus comunidades” este punto es tan interesante que se lo pondre en contexto, como se habra dado cuenta ya muchos se fueron contra usted con los palos proverviales a justificar que su pensamiento no es correcto o que no deberia de emitir ninguna opinion por ser extrangero, mismas personas hablan que existe un racismo normalizado y que gracias a eso muchas tipificaciones no las consideramos racistas, aunque estas tienen un origen racista y aca es donde entra lo de “Maria Chula”.

        Si hablamos de cosas normalizadas piense en que otras cosas despues de la colonia fueron normalizadas en las tribus mayas domadas para la servidumbre y justamente existen varios puntos y dos que me gustarian destacar son los famosos “Trajes Tipicos” y la Religion, si nos ponemos a pensar desde la perspectiva de estas personas el simple hecho que un indigena use traje tipico es un acto de sometimiento y obediencia a la colonia española etc, porque este fue impuesto por los colonizadores; dejaremos este ingrediente de traje tipico aca y pasare al siguiente punto.

        Si bien es cierto los temas de orientacion sexual en Guatemala son muy debatidos, hasta cierto punto la mayoria de gente rechaza a los homosexuales por considerarlos antinaturales, en los pueblos estos es peor porque la gente indigena esta tan sometida al dogma religioso que muy pocas minorias de ascendencia maya aun hace sus ritos hoy en dia, y son tachados por otros pueblos indigenas de satanicos…creame que yo mismo lo he escuchado porque estamos ante un analfabetismo cultural de las raices propias de la cultura maya que se han encapsulado a un dogma impuesto de la colonia pero esta normalizado asi que !no problem!.

        Partiendo de esto, ser homosexual se sobreentiende que en la biblia esto no es correcto por ende en una cultura indigena sometida a un dogma religioso es una pena capital en estas comunidades donde una persona con una orientacion sexual diferente es tachada y discriminada y si es menor de edad Dios nos libre que lo llevan con el cura y con el pastor para el exorcismo correspondiente y de paso el padre de familia se lo lleva con las prostitutas porque deplano asi se compone, por esta razon es muy dificil ver gente indigena con orientacion sexual diferente porque son fuertemente juzgadas y discriminadas y terminan acoplandoce al sistema normalizado del pensamiento sexual correcto impuesto por el dogma religioso.

        Ahora teniendo los ingredientes se imagina usted una portada de revista con gente con orientacion sexual diferente indigena usando “Trajes Tipicos”? se imagina el tipo de debate, asume usted como estas personas que defienden a capa y espada diran que esta personas ensucian la cultura maya usando los trages tipicos…..ya me dira usted su opinion.

        • En efecto José Miguel:

          -existe en hispanoamérica una xenofobia rara contra los españoles que llegamos de nuevas y somos hijos de varias generaciones que siempre vivieron en Europa. Entiendo los excesos cometidos por la administración colonial, que son historia, pero por favor, miren hacia sí mismos. Esos españoles que critican no son los que llegamos ahora, ni nuestros abuelos, sino los suyos, los de los hispanoamamericanos actuales. Asuman su responsabilidad de adultos independientes desde hace casi doscientos años. Son sus criollos y sus mestizos históricos los racistas, no los que acabamos de llegar.

          -no quería introducir la variable del origen colonial del traje indígena para no desviar el debate de María Chula, pero sí, es un hecho histórico que son un invento colonial español para clasificar a la población reducida en pueblos. ¿Son los trajes indígenas un símbolo de opresión colonial, por tanto? Pero decir esto seguro ofende a muchos, aunque sea una verdad objetiva, dicha sin ánimo de ofender a nadie.

          -me gustaría saber si en los pueblos indígenas podría darse el caso de un transexual nacido hombre que quisiera vestirse con traje indígena de mujer. Y si aquellos indignados por el nombre María Chula aceptan con naturalidad este hecho, siendo coherentes con su defensa de la identidad individual del indígena transexual. Si ese transexual sería admitido en su comunidad con respeto.

          -sobre el racismo indígena contra la comunidad judía ortodoxa Lev Tahor en San Juan de la Laguna en el Lago Atitlán, se comenta solo. ¿Dónde estuvo CODISRA entonces defendiendo a la minoría discriminada? Ni se le vió, ni se le esperó.

          • Por mi persona no tenga pena, siempre es bueno tener el punto de vista de una persona extrangera mas aún sí se esta desenvolviendo positivamente en el país, sea bienvenido. Como anecdota le puedo contar que mi abuelo por parte de madre nos cuenta que su madre era española, lastimosamente fallecio cuando el tenia temprana edad por una fiebre tifoidea, según cuenta el que su madre vino a Guatemala huyendo de España por problemas politicos que tenia España en ese entonces.

            Retomando el tema si hubiera un caso de transexualidad lo mas coherente seria preguntarle a estas comunidades como abordan estas situaciones, lo mas seguro tomen la decision de expulsar al individuo de la comunidad por considerarlo de malas constumbres, en el caso de las personas indignadas por el nombre Maria Chula poseen un pensamiento con patrones posmodernos y liberales por lo cual accederian a dar una opinión el la que rechazarían la decisión de la comunidad tachandolos de homofobicos, de religiosos normalizados, patriarcado, etc. claro esta que omitiran el hecho que esas son las constumbres generalizadas de las comunidades indigenas desde hace muchos tiempo y le hecharan la culpa a los colonos españoles porque alguien tiene que cargar con la culpa.

            En el caso de racismo de Lev Tahor, no fue tanto el racismo de manera directa sino que hubo un choque de constumbres, tradiciones y modales que desarrollaron el racismo y la desaprovacion de dicha comunidad, al final de cuentas los dos bandos terminaron en agresiones verbales y muy posible en fisicas por no llegar a un acuerdo… como dicen por ahi “en casa ajena se respetan las mañas y costumbres de los propietarios” Lev Tahor se fue contracorriente imponiendo sus posturas he incluso recriminando a los pobladores del lugar las costumbres religiosas que ellos tienen, generarón la desaprovación de los habitantes por consiguiente su expulsion, yo asumo que CODISRA no metio las manos por se un problema muy complejo, ademas si la comunidad indigena perdia el juicio por discriminación y racismo hubiera sido una autopadada a las bolas, porque derribarian el estereotipo de comunidades indigenas victimizadas, discriminadas etc, abriendo una nueva perspectiva que coloca que los pueblos indigenas también pueden ser racistas y pueden generar discriminación a otras etnias o comunidades.

          • Sólo añadir que el fanatismo religioso actual de Guatemala no es de origen español. Los españoles históricamente fueron abanderados de la Contrarreforma y de la lucha contra el Musulmanes, el Turco y todas esas sectas protestantes. Ahora somos mayormente ateos. Eso sí, ateos católicos, gracias a Dios.

            El racismo, por desgracia, no conoce de colores de piel, ni de lenguas, ni de etnias. El odio por el que genéricamente entendemos como el otro se da en todas las comunidades humanas. También en las que parecen más victimizadas, se dan victimarios racistas o xenófobos. Ójala la Globalización ayude a superar las reticencias y no exacerbar las diferencias, insoportables por la acortación de las distancias que logran las tecnologías de la información. Salud.

  4. Llamenme ignorante o como sea pero tengo 37 años y 2 hijas y siempre les he dicho chulas, creyendo que era un sinónimo de “bonita”, “hermosa” hoy vengo a darme cuenta que toda la vida las he estado insultando.

    Para mi, esto es cuestión de interpretación.

    • En efecto, en términos lingüísticos, depende del contexto, situación, pragmática, y el sentido o intención del hablante. Por supuesto no quisiste insultar a tus hijas, y María Flores, tampoco a las mujeres a las que tanto aprecia y compra sus trabajos para venderlos. El nombre comercial María Chula no tiene intención de menospreciar a nadie y menos por motivos de raza. Esa es mi impresión a falta de más estudios sociolingüísticos sobre el asunto.

      • Recuerdan aquel anuncio de Tortrix donde decian: “Esta chulo tu chucho colocho ??” Creo que eso refleja lo que los Chapines entendemos por chulo o chula. Pero bueno ahora resulta que chulo o chula les ofende. Por supuesto quisieron dar un escarmiento con una empresa pequeña. Surgio como pone el autor Frijoles La Chula y ahi nada. Y asi hay varios ejemplos. Es mas les apuesto que muchos indigenas le ponen Maria o Las 3 Marias a sus negocios y no hay pero. En fin que ahora hay que tener cuidado con los nombres no vaya a ser que uno los ofenda.

  5. Muy buen artículo, en lo personal creo que la intención de la empresaria nunca tuvo mala intención ni lo hizo por hacer alusión a esos conceptos racistas, pero tomando en cuenta el contexto guatemalteco, sobre todo en el área urbana sí puede interpretarse la unión de esas dos palabras como algo irrespetuoso.

    Sobre todo si ella comercializa ropa que integra textiles Mayas, que dicho sea de paso sólo adornan sus diseños y en ningún momento le dan valor a la mujer indígena ni al significado cultural de sus prendas, caso similar al de la portada de la revista LOOK donde una diseñadora utiliza los tejidos Mayas para crear una nueva moda y vender sus piezas a un precio mucho mayor del que cualquier mujer indígena podría venderlo por estas mismas premisas del pensamiento Colonial que persiste en Guatemala.

    • Hola David:

      gracias por comentar y dar tu opinión.

      Yo también creo que no hubo mala intención por parte de María Flores, de María Chula.

      Pero ¿donde está la falta de respeto? ¿En el que no quiere faltar o en el que, pese a todo se siente ofendido? El contexto y la intencionalidad es fundamental. Como he explicado, no se aprecia ni intención, ni el contexto lo interpreto a primera vista como irrespetuoso. Pero haría falta un estudio sociolingüístico más profundo para corroborarlo. Hay muchas variables sociales que deben tenerse en cuenta en dicho estudio.

      Si yo empiezo a comercializar chaquetas con diseños de trajes de toreros, ¿le estoy faltando el respeto a alguien? ¿O estoy promocionando el toreo más allá de sus ámbito cultural?

      En el fondo, el problema es ese: se quiere encubrir como racismo algo que en realidad se considera “apropiación cultural” con lucro. El verdadero pecado a ojos de los críticos con María Chula no es el racismo, sino el lucro.

      Lo siento, pero los diseños no tienen copyright. María Flores está en pleno derecho en inspirarse en ellos como yo podría inspirarme en los trajes de fallera, flamenca o rianxeira para sacar una línea de ropa. Lo siento si los valencianos, los andaluces y los gallegos se molestan por ello, pero el acervo cultural popular es así, anónimo y sin propietario definido, se crea y recrea cada vez por cada persona que lo usa.

      Tampoco creo que sus prejuicios anticapitalistas estén justificados. De hecho, esas ideas son las que mantienen a Guatemala atrasada. Es mi humilde opinión claro. Pero la historia no ha visto prosperar a ningún país socialista o anticapitalista y los más prósperos son los más abiertos al mercado y respetuosos con la propiedad privada y el emprendimiento.

  6. A mí en lo particular me parece muy acertada esta publicación, creo que sinceramente esta denuncia es una muy rebuscada justificación de una rama del gobierno que si a esto se va a dedicar únicamente, será una gran decepción y un gasto injustificado de los fondos del estado, que en vez de estar buscando pequeñas cortinas de humo y estar afectando a la población que realmente hace algo para crear fuentes de trabajo y mejorar la economía del país, deberían de ponerse a trabajar en el tema real por el cual se creó esta oficina o aceptar que fué una gran equivocación y cerrarla.

    • Gracias Sr. Vargas. Posiblemente la declaración de estado de calamidad con el que el gobierno quiere saltarse la ley de contrataciones públicas tenga que ver, en efecto. Saludos cordiales y gracias por comentar y hacerlo favorablemente a nuestra opinión.

  7. Con todo el respeto que se merece manuelpm. Guardese su comentario. El hecho de tener ya 4 años en mi país no le da el derecho de hablar. Y menos si es de alguien que comenta bajo la sombra de la UFM.

    • Lo siento Erick, pero sí tengo derecho a opinar sobre el país en el que vivo, trabajo y crío a mis hijos, guatemaltecos. Guatemala es un Estado de Derecho y una democracia liberal y su constitución garantiza la libertad de expresión de todos los que vivimos en la República.

      Si realmente me respeta, debería dejarme hablar, y equivocarme, si es que lo hago. No le falto el respeto a nadie y usted puede entrar a refutar los argumentos con argumentos más convincentes, si es que los tiene. Pero la coacción o la amenaza, aunque sea en forma de descalificación no le concede la razón, lo siento.

      Este blog está alojado en un dominio de la UFM. Que gestiono personalmente y que es parte de mi trabajo como Director de la Escuela de Posgrado. Tengo perfecto derecho a opinar en él y sobre lo que crea pertinente.

      También usted es bienvenido siempre que quiera a comentar y opinar a él.

      Dicho esto, ¿por qué cree que no puedo opinar sobre el racismo o la política racial en Guatemala? Argumente sin descalificar a ser posible, por favor. Gracias.

  8. Buen día.

    Interesante artículo, una perspectiva desde otro ángulo. Sin embargo, y no es por xenofobia, el contexto en el que usted se desempeña está muy lejos de la realidad de Guatemala. Para entender esta situación habría que profundizar más, hacer un análisis desde el lado de los “ofendidos”. Como si yo me pusiera a escribir sobre los chistes que se hacen de los gallegos y afirmar que no tiene una carga discriminatoria, sin tener claridad sobre cómo se sienten ellos cuando escuchan un chiste de esta naturaleza.

    Aquí no se trata de qué es lo que dice el diccionario. Tomando como ejemplo lo de los gallegos, la RAE hace referencia a que son de Galicia (http://dle.rae.es/?id=IlFjdhI), en ninguna parte dice:”persona que comete tonterías, persona que no entiende las cosas, o algo parecido”. Sin embargo, el estereotipo que conozco sobre el pueblo gallego es ese.

    Esto pasa en Guatemala, cada palabra en sí tiene su significado, pero toma carácter racista por la connotación que se le da y el contexto en que se dice. “Pedro, Juan”, son nombres, pero muchos “ladinos” lo generalizan para nombrar a un indígena o para mofarse de él. Lo mismo sucede con “María”.

    Entiendo que usted es catedrático de un posgrado, en una universidad privada. De ahí el resultado del análisis que hizo, efectivamente a ellos no les ofende, porque nunca se han referido a ellos de esa manera, porque la mayoría supongo que pertenece a la clase media alta. Pocos indígenas llegan a esos niveles de estudio, y más en una universidad privada. Y al leer su artículo, surgió algo nuevo para mí. Dentro del concepto que tenía de la palabra “chula” no sabía que en cierto sector se refieren así a las empleadas domésticas. No lo sabía, porque aquí donde vivo, en las lejanas sierras de Los Cuchumatanes, hay pocos ladinos y conozco a pocos que tienen empleada doméstica. Mientras sus alumnos, me imagino que la mayoría tiene empleada doméstica.

    Expresiones como “comprá tortillas con la maría”, (porque generalmente las personas que atienden tortillerías son mujeres indígenas) se escuchan constantemente. O “están ricas las frutas que vende la maría”. No se preocupan en indagar si la persona a la que se refieren se llama María, el hecho de que porte su indumentaria maya es lo que los lleva a generalizar el nombre.

    Hay mucho que abordar sobre este tema y, por supuesto, el tema del racismo que ha difundido el presidente a través de su comedia, es una asignatura pendiente para la Codisra.

    Quizá la intencionalidad de la marca “María Chula” no fue esa, no podemos decirlo con certeza, pero sin duda refuerza ese estereotipo.

    Hay tantas expresiones racistas que se han normalizado y el que lo dice ya no lo identifica como tal.

    Quizá un ejemplo del impacto que está logrando este caso, es precisamente éste, su artículo, pues se está poniendo en debate un tema que se trata de invisibilizar, especialmente en niveles académicos en los que usted se desempeña.

    Como persona intelectual, debería contextualizarse más, ampliar más su entorno, para entender con mayor claridad este tema. Para lograr la intencionalidad de su artículo, si lo que quiere es contribuir a erradicar este mal social o reforzar esos estereotipos.

    • Gracias Regino por comentar. Tiene razón.

      La ciudad y los entornos donde se mueve la clase pudiente del país no es lo mismo que las zonas rurales.

      Mi comentario está hecho desde mi experiencia, perspectiva y sesgo personal, en efecto. Como bien dice, haría falta un estudio sociolingüístico a nivel nacional al respecto para confirmar o desechar mi opinión emitida desde la capital y la UFM.

      Yo no sabía que se usaba el término maría como genérico para la señora que tortea en la esquina. Será porque cuando quiero comer tortillas o las como en el restaurante o me las torteo yo mismo y me las cocino en mi comal de casa (¡ja! Prometo que es cierto).

      Gracias por enriquecer el debate y saludos a los Cuchumatanes, de los paisajes más bonitos que he tenido en suerte en conocer en Guatemala. Excelente el café del Huehuetenango y el trato de su gente cuando estuve de turismo por allí.

      Saludos,

      Manuel

  9. Interesante artículo, puedo entender su punto de vista. Sin embargo como indígena Guatemalteco que ha experimentado racismo y discriminación, puedo decir que el problema es cuando ese tipo de lenguaje que ha sido utilizado para menospreciar a un gran porcentaje de habitantes del país. Los Chapines tenemos una riqueza en nuestro vocabulario y nuestra jerga que es divertida y muy ingeniosa, pero entre ese ingenio, no podemos negar el clasismo y el racismo que inició con la llegada de los invasores Españoles (no tome esta parte como un ataque personal, de hecho una de mis bandas favoritas de rock es de España. No negaré que por mucho tiempo tuvo odio y resentimiento hacia la raza blanca principalmente los Españoles), y luego con la “creación de los ladinos”, mucho de nuestro lenguaje inconsientemente va cargado de burla, de discriminación, de paternalismo, sexismo y clasismo, esto pasa principalmente por la falta de interés en entender nuestra historia, de saber de donde venimos y porque usamos ciertos modismos. Creo que necesitamos encontrar un balance, pero ese balance no puede existir sin educación y concientización social.

    Saludos

    • Hola Luis Mariano. Gracias por comentar, lo primero. Y gracias por la apertura y sinceridad.

      Yo no niego la existencia de problemas de discriminación e injusticia en Guatemala. Basta leer los periódicos cada día.

      Hay cargas racistas en el lenguaje. Ahí explico que para mí el uso de ishto o canche tiene una carga racista evidente, que no comparto.

      Dicho esto, aún aceptando que haya usos discriminatorios de género y clase en los términos maría y chula en algunos contextos:

      1. Un tipo de discriminación no es lo mismo que otro tipo
      2. En cualquier caso, en el contexto de la marca María Chula, no observo ni el contexto ni la intención discriminadora.

      Pero es solo una opinión a falta de más estudios sociolingüísticos serios que la confirmen o refuten.

      Saludos y no dejes de estudiar tu cultura prehispánica, es una gran riqueza y un gran atractivo de la nación guatemalteca.

  10. Me parece muy adecuado su artículo. No estoy de acuerdo con que hayan obligado a esta persona a pedir disculpas por el nombre de su negocio. Como ud dice, hace más daño que bien. Este tipo de instituciones no hacen ningún beneficio al país. Es un desperdicio de recursos interesarse por estas causas. Y sólo crean polémicas en donde cualquiera expresa su opinión, contribuyendo a causar más polémica. Lamentable

  11. La socio lingüística estudia el léxico en un territorio determinado y en un tiempo determinado, por eso es que usted no entiende porque es español y piensa en función de su país y la época en que le toco vivir. Además sus referentes guatemaltecos son estudiantes con muchas posibilidades económicas que nunca han recibido racismo.
    Y le voy a contar dos anécdotas, sobre racismo interpersonal, porque existe racismo estructural, tristemente es el peor y es herencia de la época colonial española en Guatemala. El institucional, como por ejemplo: existen club que no permiten el ingreso de personas mayas como socios, en colegios, etc. etc.
    Pero regresemos a las anécdotas

    1. En un encuentro entre investigadores sociales y españoles que hubo en 2012, en el marco de la USAC. Yo comente que siendo catedrática de una universidad privada, mi apodo entre los estudiantes era Licenciada en Verduras, porque yo porto traje maya. Todos los investigadores guatemaltecos tuvieron expresiones de asombro e indignación, solo las investigadoras españolas se quedaron calladas y no entendían, pedían que explicara ¿Cuál era el problema?

    2. En un curso de “Introducción a los Problemas de la Sociedad Guatemalteca” en una universidad privada, inicie la segunda unidad diciendo vamos tratar el racismo y discriminación. Mis estudiantes me tienen mucha confianza y una me dice: Ala no, eso no existe, eso es el argumento de los indígenas para que la cooperación internacional les de dinero. Y afirmo muy segura, no existe la discriminación. Como explicarle a una persona mestiza ladina con poder económico que existe al discriminación si nunca la ha sufrido. Le pregunte cuatro veces si estaba segura de lo que decía y las 4 veces me contesto que si. Entonces la invite al cine al mejor centro comercial de la ciudad, en un día y hora que yo sabía que estaría llenisimo de personas. Y le dije solo le voy a pedir un favorcito, que vaya vestida con traje maya. Ni había terminado de hacer la invitación y me dice NOOO. Y le pregunte: que tiene de malo ir vestida con traje maya si en Guatemala, no existe la discriminación. Entonces me contesto: es que va a decir la gente, le van a contar a mi mamá. Y le respondí: Qué tiene de malo si vamos a ir a uno de los mejores centros comerciales?. No pero me van a ver. ¿Es por que va ir conmigo? No. No. Entonces que tiene de malo ponerse un traje maya, si en Guatemala no hay discriminación. Además le voy a prestar mi mejor traje de fiesta, un collar de plata de la época colonial 1700. Y su respuesta era: No. No. Porque repetía muchas veces no. La respuesta es muy simple, ella se imagino en el papel de discriminada y no le gustaba, solo se lo imagino, ni siquiera fue conmigo al centro comercial. Entonces le explique usted no entiende el racismo porque usted pertenece al grupo que lo ejerce, no al que lo recibe.

    • Hola Lina:

      gracias por comentar y exponer la cruda realidad que le ha tocado vivir.

      La sociolingüística, al igual que la gramática del texto o el análisis del discurso, sirve para determinar qué queremos decir cuando nos comunicamos en contextos sociológicos concretos, precisamente.

      Discúlpeme si me expresé mal o no se me entendió: opino que sí, existe un problema de racismo en Guatemala. Que ya existía en tiempos prehispánicos, que se mantuvo y exacerbó en época colonial, y que siguió en el territorio cuando dejó de ser parte de la Corona Española hace 200 años casi.

      Reconozco que tengo un sesgo. Todos lo tenemos. Por eso quiero debatir, para aprender de aportaciones como la suya, que enriquezcan con su punto de vista.

      Desconozco el caso concreto de las españolas que comenta. Pero puedo suponer, que como mi caso, pueda ser cierta desubicación o descontextualización cultural. En España cualquier persona vende verdura y no es un estigma social o racial ser trabajador y estudiante. De ahí la falta de contexto para enteder el subtexto discriminatorio. Yo igual, pido explicaciones, porque en mi sociedad de origen no existe este problema o no con estas características y dimensiones.

      Entiendo la anécdota del cine y el traje maya. Lo lamento. Porque hay algunos trajes que son bien lindos (iba a decir chulos, pero me contuve, gracias a dios). Por cierto, ¿qué opina de que los ladinos vistan a sus hijos con trajes mayas el 12 de diciembre por la Guadalupe? Porque las reticencias por apropiación cultural son parte también del problema. No queda claro si quieren integrarse y dejar compartir su identidad en una mayor que participe de sus motivos, objetos y diseños o, por el contrario, prefieren la diferenciación estricta entre indígenas y ladinos. Es decir, ¿prefieren un modelo de convivencia intercultural o multicultural? Genera confusión o no se entiende bien en ocasiones.

      • Hola, el pensamiento euro céntrico todavía esta presente en la mente de muchos intelectuales que lo replican. Por ejemplo usar el termino prehispánico, el punto de partida en la historia es la llegada de los españoles a América. En el caso de la cultura maya con 5,000 años de existencia y avances como el cero, domesticación del maíz, matemática vigecimal, escritura, varios calendarios, etc. es euro centrismo occidental, porque en el caso de los griegos, que fueron conquistados por los romanos, no se usa el termino preromano, nadie habla de Sócrates como filósofo preromano; en este caso se le llama la grecia antigua. Como prueba usted científicamente que existía racismo y discriminación en la época maya antigua. El hecho que los ladinos usen trajes mayas con respeto el 12 de diciembre, en los concursos de reinas, en grupos de danza, el 15 de septiembre. El detalle está en que se lo ponen mal, los xqap o cintas de la cabeza, el uq o corte, etc. Es como si usted viera a una persona no española diciendo que se viste de bailarina de flamenco con la cola de vuelos adelante, las costuras internas del vestido por fuera, las castañuelas como decoración de su cabeza y zapatos planos sin tacón. ¿Cuál sería su reacción? Aplaudirla o felicitarla. Me encantaría dialogar personalmente con usted y con sus estudiantes sobre esta temática. Conozco de la temática, puesto que he escrito 16 libros sobre diversidad de temas mayas, tengo 2 premios iberoamericanos a la investigación y he sido 22 años catedrática universitaria de la del Valle, la Landívar, la USAC y la Mariano. Espero con ansias poder dialogar personalmente con usted y sus estudiantes en el ámbito académico.

        • Hola Lina:

          ¡Qué gusto conocerla y mil gracias por comentar! Lo que dice es muy cierto. El sesgo eurocéntrico existe y posiblemente yo lo esté empleando como europeo. Debemos ser conscientes, desde la razón más objetiva y la hermenéutica transcultural de las diferentes formas de ver el mundo que ha habido en el mundo, las épocas y las culturas o sociedades para una más completa comprensión. La lectura de Orientalismo de Edward Said, entre otros autores, expone a las claras cómo se construye la identidad occidental frente a lo oriental, que es un marco interpretativo occidental. Lo mismo ocurre con otras identidades culturales.

          Internet los acerca a todos mucho más, lo que es una oportunidad, pero al tiempo genera dificultades e incomprensiones por obligarnos a vivir con lo o el diferente culturalmente o ideológicamente hablando. Hoy más que nunca requerimos habilidades interculturales.

          No sé donde digo que hubiera racismo en las civilizaciones originarias de las Américas, pero como civilizaciones previas o ajenas al concepto de derecho internacional, derechos humanos o libertades cívicas, demostraron la misma belicosidad que otras civilizaciones del globo, guerreando, masacrando, saqueando, abusando, esclavizando y sacrificando a otros grupos, tribus, etnias, ciudades estado, etc. Un enfoque científico serio debe evitar tanto las leyendas negras como las leyendas doradas y ver a todas las sociedades en su riqueza, complejidad, sofisticación y dificultades o problemas a lo largo del tiempo. La complejidad requiere entrar en las especificidades y los matices.

          Recientemente tuve la oportunidad de visitar Perú y admirar los restos arqueológicos de las civilización del Tahuantinsuyo o Incas. Al igual que los mayas son una civilización fascinante y que lograron una gran sofisticación en muchísimos campos del conocimiento, la técnica y la organización social.

          Está más que invitada a visitarme en la UFM, le invito a tomar un café cuando quiera y vemos formas de colaborar.

          Contácteme por el correo posgrado @ ufm.edu y ponga que es A/A de Manuel Pulido Mendoza para asegurar que me llega.

          Saludos cordiales,

          Manuel

          • Hola, le copio su texto en donde afirma que existía racismo, no se lo puedo subrayar porque la aplicación no lo permite

            “…opino que sí, existe un problema de racismo en Guatemala. Que ya existía en tiempos prehispánicos, que se mantuvo y exacerbó en época colonial, y que siguió en el territorio cuando dejó de ser parte de la Corona Española hace 200 años casi.”

            Y claro que en la época maya antigua habían guerras, como en todas las sociedades pero no estamos hablando de guerras, sino de racismo, que es diferente, ¿o es igual?. Según mi humilde criterio NO.

            Y claro que me encantaría hablar con usted, pero lo veo improductivo, porque es solo una persona. Hay que debatir entre los jóvenes de la UFM, para formarles criterio, porque viven entre películas de vampiros, escuchando música en inglés, viajes al extranjero, etc., etc. y tienen un gran desconocimiento de Guatemala

            Solo para ponernos de acuerdo me gustaría hablar con usted tomando chocolate, no me gusta el café. Pero no en la UFM, porque el parqueo es muy caro, prefiero gastar ese dinero en algo más productivo.

            Que le parece un lugar neutro, en un lugar interesante es Rosa de Madera en el centro histórico, la dirección es 6ª calle 1-33 de la Zona 1 como a las 4:30 de la tarde de la otra semana.

  12. Si supieran de lingüística también sabrían que el lenguaje no es un sistema autocontenido sino contextual. No está determinado por su definición sino por el uso que se le da. Semióticos y lingüistas como Sanders Peirce, Wittgenstein, Chomsky, Derrida, Barthes, etc. entendieron y explicaron el lenguaje como algo inmerso en el contexto. Así, el significado de “María Chula” no puede analizarse solo con el diccionario. Su referencia a la RAE y los usos de “María” en España o cualquier otro lugar del mundo son irrelevantes para este debate.

    • Lo sabemos, lo sabemos, Ana. Soy el catedrático de Estilística y Tipología textual. Y si lee con detenimiento, verá que está implícito en lo que digo. Dicho esto, me gustaría poder leer su visión del contexto concreto en el cuál María Chula es un término racista.

      En este debate la lexicografía, la denotación, es relevante, para poder hablar luego de las connotaciones, contextos y situaciones pragmáticas. Debatamos. ¿Por qué María Chula es racista en Guatemala? (En España ya le digo que no lo es).

    • Copio el texto de Javier Martínez por si se perdiera el enlace en algún momento. Prometo leerlo con atención y dar una respuesta lo antes que materialmente me sea posible. Dice Javier en dicho enlace:

      ————————

      ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
      De frijoles La Chula a Ducal
      (o mi respuesta a Manuel Pulido)
      ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
      Como saben, ayer publiqué aquí un texto que titulé «María Chula no es María Félix» (https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10154502799962583&set=a.10150794090747583.387894.588282582&type=3&theater). Hoy recibí una invitación de Manuel Pulido Mendoza para que lo criticara y convenciera de sus supuestos errores en su publicación titulada «¿Cuál es el problema con que las marías sean o estén chulas?» (sic) publicada en el blog Praxis & Lexis de la UFM Escuela de Posgrado (https://posgrado.ufm.edu/…/problema-las-marias-sean-esten-…/), publicación que no había leído sino hasta que recibí dicha invitación.
      Aunque no me gusta eso de leer un artículo para criticarlo y convencer al autor de sus errores (ni que fuéramos enemigos), admito que con Pulido tenemos abismales diferencias en cuanto al abordaje del mismo tema. A mi parecer, su artículo tiene dos errores que se repiten en toda su argumentación:
      • Se basa en lexicografía en vez de sociolingüística a pesar de la naturaleza social del tema.
      • El autor (en su artículo deja claro que es español con ascendencia portuguesa y china) carece de “habitus” guatemalteco.
      ~~~~~~~~~~~~~~
      Primer error
      ~~~~~~~~~~~~~~
      El primer error, basarse en la lexicografía (disciplina que estudia cómo componer diccionarios), está ampliamente abordado en la literatura lingüística y en las críticas a obras lexicográficas como el Diccionario de la Real Academia (DRAE) que hasta la primera década del siglo XXI comenzó a incluir americanismos; esto dio pie a que otros diccionarios se consideraran mejores en ese tema, como el de María Moliner por dar un ejemplo. Aunque el DRAE es un esfuerzo inmenso y ha mejorado desde el 2010 (cuando se introdujeron cambios de la Asociación de academias de la lengua española) aún carece de muchas definiciones locales y regionales, como el caso de «María».
      El autor, en su publicación, comparte las definiciones del lema «María» en el DRAE y hace una fácil etimología del nombre hebreo. Si bien, María fue un nombre muy extendido en la cristiandad, el autor olvida que en América se renombró a los indígenas por medio del bautismo con nombres europeos (entre ellos destacó María) como muestra de dominio cultural que, dicho sea de paso, es la base del racismo actual en Latinoamérica.
      Retomando, la argumentación lexicográfica que Pulido hace del vocablo «María» no funciona porque se basa en la RAE que no incluye todos los americanismos y, menos aún, todos los guatemaltequismos. Que un significado de una palabra no aparezca en el DRAE no implica que no exista y, específicamente, el DRAE no trabaja con marcadores de racismo. Pero, si queremos basarnos en la lexicografía, invito a Pulido a revisar el lema «María» en el «Diccionario de americanismos» (Asociación de academias de la lengua española, 2010, Santillana: página 1386) donde dice:
      «f. Mx, Gu; Pa. obsol. Nombre genérico con que se ha designado paternal y tradicionalmente a la mujer indígena.»
      Le pido a Pulido notar que las abreviaturas indican que esta acepción no solo se usa en Guatemala sino también en México (Mx) y Panamá (Pa); así también, dicho diccionario indica que el término es obsolescente (que comienza a quedar en desuso) y por eso las encuestas que realizó en su muestra sesgada con alumnos pudieron salir negativas a la interpretación que aquí nos interesa.
      En cuanto al término «chula», Pulido indica que según el DRAE es sinónimo de «bienparecido» en su concepción local para Guatemala y coincido. Sin embargo, sabemos que por aparecer en el DRAE no implica que sea la única definición local (de hecho Pulido cita las nueve acepciones del DRAE para esta palabra); por lo tanto, su interpretación local como «empleada doméstica, implicando además paternalismo» (como dice Codisra) no necesariamente está registrada en el DRAE y, por ende, no se descarta su existencia con este argumento lexicográfico. Tal vez, simplemente, el DRAE no ha incluido aún esta definición. Lo mejor sería hacer una investigación en el Corde y en el CREA (bases de datos lingüísticos de la RAE) para determinar si tal definición existe aunque sería innecesario pues el mismo Pulido me da la razón cuando afirma «He consultado entre mis alumnos guatemaltecos y sí les consta el uso figurado de chula como vocativo empleado para referirse a las empleadas domésticas».
      ~~~~~~~~~~~~~~
      Segundo error
      ~~~~~~~~~~~~~~
      El segundo error, carecer de “habitus” guatemalteco, lleva a Pulido a preguntarse si realmente las definiciones de Codisra son correctas y, para ello, consulta con sus alumnos de la UFM, una muestra social y económicamente sesgada; además, vale decir, poco representativa. Mi intención aquí no es descalificar a Pulido por ser extranjero (falacia ad nominem) pero hay ciertas áreas, como la sociolingüística, donde conocer a fondo la realidad social es relevante; cualquier nacional o extranjero puede lograr este conocimiento del “habitus” por medio de técnicas etnográficas como la observación participante pero entiendo que Pulido no lo ha llevado a cabo aún.
      El autor compara el nombre «María» en España con el término «maruja» en su sentido de ama de casa y argumenta que se aplica tanto a la dueña de casa como a su servidumbre. Allá tal vez funcione pero invito a Pulido a hacer una observación: ¿cuántas empleadas domésticas de fisonomía europea ha visto en Guatemala? Si bien la relación dueña de casa / empleada doméstica es de tipo comercial y subordinación laboral, en Guatemala también tiene sesgo racista pues los roles son claramente raciales: la dueña de casa es ladina y la empleada, indígena. Claro, hay empleadas domésticas ladinas actualmente pero es un fenómeno con no más de 50 años; el rol tradicional es el que señalo. Pulido cae en una trampa moderna del discurso racista nacional: confundir racismo con clasismo. En este país, ser empleada doméstica (chula) no solo hace referencia a la relación de subordinación laboral sino que dicha relación siempre ocurre en el eje ladino-indígena. Efectivamente las empleadas ya no usan su vestimenta maya y la han cambiado por la «gabacha, peto o mandil de trabajo» por órdenes expresas de las dueñas de casa, quienes lo prohíben con argumentos «no racistas» pero racistas en el fondo (uno de los principales es la «limpieza» pues argumentan que el corte lo mantienen sucio, véase el «Diagnóstico de racismo en Guatemala» coordinado por Casaús en 2006).
      Dice Pulido en su publicación que la oración «Las marías se sientan a la fresca en el banco del parque de la plaza del pueblo» se entendería en Castilla porque es un nombre extendido y solo podría molestar a «feministas excesivamente susceptibles» (sic) pero este argumento carece totalmente de contexto sociolingüístico. Si Pulido no ha observado el uso racista de «María» es simple falta de “habitus” guatemalteco. Lo invito a que entre en una tienda de barrio y grite «¡¿Hay, María?!» y luego me cuente qué pasó; seguramente ante este grito el tendero saldrá a preguntar qué desea pues entiende que, aunque él o ella no se llama «María», este es un vocativo para referirse a quien presta servicio en Guatemala.
      Pulido dice «las amas de casa guatemaltecas de tez clara con una empleada doméstica indígena podrían ser consideradas igualmente marías o marujas» pero lo invito a que lo investigue, ¿cree usted que el ama de casa blanca guatemalteca se considera igual a su maruja cholera (del Chol, aclaro)? Si responde que sí, de verdad no ha conocido la recalcitrante realidad nacional o ha creído crédulamente el bonito discurso de «Yo no soy racista pero…». Esta frase ha sido tan repetida que hasta de título para un artículo académico sirvió en 2003 a Jorge Solares y Gilberto Morales. Esa ama de casa guatemalteca de tez blanca jamás le dirá a Pulido que ella no es igual que su sirvienta, pues nadie acepta abiertamente ser racista: casi todos queremos autodefinirnos como «buenos».
      Con respecto al término «chula», el ejemplo que Pulido ofrece con los frijoles marca “La Chula” de hecho es un argumento a mi favor pues «la figura femenina de rasgos indígenas estilizados, que hasta ahora nadie ha considerado despectivo o discriminatorio» hace referencia a la sirvienta que freirá esos frijoles; sin embargo, para argumentar bien esta afirmación que hago habría que hacer un trabajo de antropología visual que, admito, no he llevado a cabo. Pero, en otro orden de ideas, invito a Pulido a que reflexione: ¿el precio de esos frijoles está mercadológicamente dirigido al ama de casa (ladina) o a la servidumbre (indígena)? Si no lo sabe, esos frijoles son de los más baratos; le pido a Pulido que compare la campaña publicitaria de esa marca con la de su competencia de alta gama: frijoles Ducal. Verá que en ese otro caso, la figura femenina es rubia y blanca porque se enfoca en otro grupo objetivo: el ladino que aspira a la fisonomía occidental.
      Pulido aborda también los efectos de la denuncia de Codisra y se pregunta cómo esta afecta económicamente a la empresa. Sin embargo, yo no veo cómo; al contrario, la tienda en línea obtuvo publicidad gratis. El argumento de que se trata de una «marca que vende, pone en valor, indumentaria tradicional de mujer indígena» se podría poner en tela de juicio al analizar si realmente no se trata de una apropiación cultural… pero eso merecería otras tantas páginas y esta respuesta ya se hizo demasiado larga.
      Por último, Pulido se pregunta si estas medidas son realmente efectivas para combatir el racismo. Creo que sí pero son solo un inicio (un inicio tibio, de hecho) pero hay que reconocer que estas medidas son las únicas en un país plagado de racismo y discriminación; en vez de criticarlas, hay que apoyarlas pues son pocas aún para lo que se necesita. Creo que las acciones de Codisra no tienen como objetivo convertirse en una policía del lenguaje y normar lo que está bien o mal decir sino hacernos reflexionar sobre el racismo y, en eso, Codisra se apuntó una gran victoria.
      ~~~~~~~~~~~~~~
      Respuestas rápidas
      ~~~~~~~~~~~~~~
      Casualmente, el artículo de Pulido recoge varias opiniones que encontré en diversas redes sociales; argumentos a los cuales ya di respuesta en mi publicación original así que aquí lo resumo:
      1. Pulido afirma que la denuncia de Codisra es injustificada, de susceptibilidad muy acusada y que es un caso «muy traído por los pelos». Esto ya lo abordé en mi primera publicación como una «respuesta rápida» que copio: «El análisis cualitativo de contenido (o análisis discursivo) es una metodología científica hartamente descrita, validada y aplicada en el mundo».
      2. Pulido afirma que lo que hace Codisra parece una «cacería de brujas»; pero realmente Codisra ha denunciado muy pocos casos, de hecho podrían contarse con los dedos de las manos y asumo que lo que intentan es crear reacciones por medio de casos paradigmáticos; por eso me parece absurdo hablar de «cacería de brujas», como lo hace usted. En este mismo orden de ideas, Pulido menciona que el programa «Moralejas» del presidente es racista y que Codisra no lo ha abordado; a esto respondo que es cierto pero le pido que recuerde que Codisra es una Comisión Presidencial y, por ende, no puede «pelear con el cocinero». En este país, que Codisra logre sobrevivir de gobierno a gobierno es ya un gran paso.
      3. El autor afirma que el nombre de la dueña de la tienda de ropa es María y que por eso nombró así su sitio web; a esto también ya le tengo una respuesta rápida en mi documento original que copio: «Es querer tapar el sol con un dedo. La clave está en el tipo de negocio: vestimenta con base en tejidos mayas. La dueña puede honrar a quien quiera y llamarse como quiera pero, en el contexto de su negocio, aprovechó el doble sentido racista de la frase «María Chula» para fijarse en la mente de sus compradores. Tal vez lo hizo implícita y no explícitamente pero, igual, sigue siendo racista».

      • Hay muchos puntos de encuentro en las opiniones serías que he leido y entiendo que todo empieza con un serio intento de manuelpm de generar un debate, pero muchos confunden eso con imponer su opinión. La argumentación es la que nos debería de llevar a todos a un mejor entender de lo que sucede, eso si queremos ser abiertos a nuevas ideas y a aceptar que mis creencias no necesariamente son correctas. De la intervención de Javier Martínez, lo único que me sorprende (y no acepto) es justificar la falta de acción de Codisra contra Moralejas, porque el fin no justifica nunca los medios, es impensable para mi que Codisra se quede callado porque puede desaparecer al descalificar la obra del gobernante de turno. Es el tipo de condescendencia que nos ha llevado a tener la crisis de gobierno (o de estado) que sufrimos y que no nos deja superarnos

        • Gracias Estuardo. En efecto, mi intención es generar debate abierto, no imponer ningún tipo de vista o interpretación. Yo soy el primero que ha venido aquí a aprender, y estoy aprendiendo mucho de todos, gracias. Tengo pendiente la respuesta a Javier. Yo también opino que el fin no justifica los medios, y que Codisra debería afearle las Moralejas al Presidente Jimmy Morales: hasta que no hagan eso será todo ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio.

          • No había pensado que se puede ver como condescendencia lo que afirmé sobre Codisra y Jimmy Morales y, ¿sabe?, creo que tiene razón. Sin embargo recordemos que se trata del mundo de la política y también creo que el trabajo de Codisra es importante y que seguramente se vería detenido o aminorado si atacan directamente al presidente. Pensemos, ¿qué pasaría? Lo primero que diría Jimmy es que ya ni él ni su hermano (preso) intervienen en Moralejas; segundo, que lo juzgan por algo del pasado y, tercero, lo mismo que dice María la dueña de la tienda en línea: que no tuvo intención racista sino que era un simple chiste (luego entrarían en juego opniones a granel de netcenter en redes sociales y una avalancha de cortinas de humo). Al final, perderíamos una Comisión que juega un importante papel. En resumen: atacar al presidente (de la Comisión Presidencial) sería un desgaste inútil y suicida que daría fin a un esfuerzo de años. Creo que deben abordarse esos temas con mucho tacto y que nosotros también podemos denunciar a Jimmy ante el MP. Pregunta: ¿Y si la Escuela de Posgrado de la UFM presenta la demanda?

          • Hola Javier, te respondo a este punto aquí, porque responder a todos tus argumentos me va a llevar más tiempo. Gracias por tomarte el tiempo de escribir.

            Yo creo que sería muy bueno que CODISRA se desempeñara para lo que fue creada: denunciar la marginación de las minorías en Guatemala. Y sí, no debería hacer distingos y ganaría la credibilidad que ha perdido con el caso María Chula, si se metiese con los poderosos o si fuese capaz de llamar racistas a los indígenas de San Juan de la Laguna por haber linchado y expulsado a la comunidad judía ortodoxa Lev Tahor de Atitlán. La defensa de los derechos de los LGTBI indígenas en sus comunidades, fuertemente patriarcales, machistas, homófobas y xenófobas, sería también una buena causa. No tengo datos, claro, pero si se pudiera hacer una encuesta, estoy seguro que CODISRA sale muy mal puntuada ante la opinión pública por su ensañamiento con los débiles: una pequeña y humilde empresaria y sus trabajadoras indígenas. Sus fines, loables, quedan deslegitimados, por esta acción mal encarada y peor explicada.
            -Te animo a denunciar el racismo del programa Jimmy y a iniciar la campaña para que CODISRA le ponga una querella o denuncia ante el MP por racismo. Yo, a título personal, fuera de mi actividad profesional en la UFM, te animo y apoyo. La Escuela de Posgrado como el resto de la UFM no se mete directamente en política partidista o activa. La misión de la UFM lo prohibe expresamente. Me dirás que este post es político. Claro, todo implícitamente es política. Es una expresión y opinión personal de una realidad (socio)lingüística y pragmática de actualidad en Guatemala, que estoy usando para promocionar nuestra maestría en Lingüística. Ni puedo, ni quiero mezclar a la UFM en ninguna querella o demanda. No es nuestro cometido, que se ciñe, exclusivamente, en dar servicios educativos de calidad y promover las ideas de la libertad en derecho, economía y ética.

  13. Interesante articulo, me parece muy buena y objetiva la forma de abordar el tema. En lo personal tengo puntos a favor y en contra de todo este asunto, y por eso me gustó el artículo ya que aborda ambos lados, como en algunos casos puede tener una connotación despectiva y como en otros no. Definitivamente el tema del racismo está presente en Guatemala y es por eso que genera todavía tanta polémica.

    Como aporte: es común en Guatemala contar chistes de “el Pedro (o Pegre) y la Maria” haciendo alusión a una pareja de indígenas, donde a mi parecer se utilizan ambos nombres de forma despectiva.

    Creo que la dueña de esta empresa en ningún momento tuvo esa intención (más porque ella se llama Maria), pero también habría que estar en los zapatos de una mujer indígena para saber si la expresión Maria Chula es o se siente despectiva.

    • Gracias Marco por comentar. No sabía lo de los chistes con esos estereotipos indígenas despectivos. Gracias por informar, me aporta otro punto de vista más. Seguro que a muchos lectores del blog también. En efecto, faltaría escuchar opiniones articuladas de las personas que supuestamente se habrían sentido ofendidas o denigradas por una marca llamada María Chula. Así, como hemos comentado en otra parte, mediante un estudio sociolingüístico que midiese la incidencia de ese uso y sentimiento, supuestamente racista y denigratorio, respectivamente.

  14. Creo que este problema que se ha creado con lo de “María Chula” es la expresión de lo peor de la falta de oficio o el no tener nada que hacer para justificar la existencia de una comisión de burócratas que bien pagados como están tuvieron que buscar algo…aunque fuera esa demanda tan jalada de los cabellos que se les ocurrió. Ahora la empresaria de María Chula debería usar en su publicidad el pedido de apoyar a las discriminadas comprando sus productos porqué el no comprarlas también se puede interpretar como discriminación. Y también hay que buscar una forma de clausurar o eliminar esta comisión de hipersensibles y buscapleitos llamada CODISRA , porque ya andarán esas mentes censuradoras pensando en su próxima aventura contra la discriminación…de repente la canción “angelitos negros” por discriminar a los garífunas.

    • Hola Jorge: gracias por tu comentario. Yo también creo que la denuncia a María Chula perjudica a quien dice defender CODISRA, a las mujeres humildes que confeccionan las prendas y a la joven empresaria que puso su nombre a esta pequeña empresa. Lo peor de todo, es que han censurado sin explicar y esta campaña se les está volviendo en contra. Y quizás sí sea sano tener un observatorio contra la discriminación racial en Guatemala, porque sí es cierto que existe racismo en el país. Pero no en el caso de María Chula, definitivamente.

  15. Buen día, me gustaría saber qué opina del siguiente texto escrito por Rodrigo Mendoza Rosales.

    MARÍA CHULA NO ES MARÍA FÉLIX
    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
    Aquí explico lo que, como antropólogo y lingüista, entiendo del caso de la tienda de ropa en línea María Chula y cuya denuncia al MP, por parte de CODISRA, ha causado debate en redes sociales. Para hablar de este caso, necesitamos antes comprender tres conceptos:
    • Habitus: es un concepto creado por Bourdieu y que permite entender cómo funciona la vida diaria. En resumen, el Habitus es el producto de mi condición de vida, a su vez condicionada por las condiciones de vida de los otros. En otras palabras, Habitus es el factor que condiciona la forma en que el ser humano experimenta la vida en sociedad. El Habitus crea un «sentido común» compartido.
    • Racismo, según Casaús, es «la valoración generalizada y definitiva de unas diferencias (biológicas o culturales / reales o imaginarias) en provecho de un grupo y en detrimento del otro, con el fin de justificar una agresión y un sistema de dominación». No confundamos, por cierto, racismo con discriminación. Discriminar es llevar el racismo a la práctica: consiste en tratar diferente a los otros con base en prejuicios y estereotipos; dicho trato se convierte en un comportamiento (explícito o implícito) sistemático. En otras palabras, el racismo es la teoría y la discriminación, la práctica cotidiana; esa que se da diariamente en el habitus.
    • Semántica es la disciplina que estudia el significado de las unidades lingüísticas y sus combinaciones. En otras palabras, cómo una palabra llega a significar algo y, también, cómo una misma palabra puede tener distintas combinaciones y significados. El mismo Saussure dijo sobre la semántica que para el hablante resulta fácil darse cuenta del juego de palabras pero difícil entender cómo funciona.
    Entonces, el habitus crea un sentido común compartido, las «reglas de la vida diaria», un sentido de la realidad en que vivimos y que hace imposible negar que la palabra «María» es más que un nombre propio y «chula», más que un simple adjetivo. El uso de «María» como sustantivo propio y de «chula» como sinónimo del adjetivo «bonita» no es racismo porque carece de carga peyorativa y nadie persigue este uso. En otras palabras, usted puede decirle «chula» a su novia «María» sin caer en racismo; insistir en este punto es simplismo infantil y esquivar el problema de fondo.
    Sin embargo, «María» utilizado para anular la identidad individual de la mujer indígena que porta su vestimenta maya y «chula» para dar a entender que solo pueden trabajar como empleadas domésticas (con carga paternalista, además) sí es racismo y es a esa denotación semántica a que CODISRA hace referencia en su denuncia según su comunicado. En ciertas ocasiones, este uso racista se hace de manera explícita (un cliente que entra a un comercio que ve vacío y grita «¿Hay, María?») pero también suele aparecer de forma implícita (una mamá a la que «se le sale» un “cariñoso” «¡No seas indio!» hacia su hijo por decirle «¡No seas necio!»).
    La gran pregunta es: ¿El negocio virtual de venta de ropa con base en tejidos mayas, María Chula, usó peyorativamente ambos términos? La respuesta es «sí» y la clave está en el tipo de negocio que es. Si se tratase de otro tipo de negocio tal vez no pudiera hacerse la asociación semántica entre «María chula» y la carga racista. Quedaría entonces, como muchos afirman, solo una lectura básica y literal de «María bonita». Sin embargo, el término «María chula» en el contexto de ropa femenina / tejidos mayas sí permite una interpretación como lenguaje discriminatorio. El contexto, el habitus, la interpretación semántica del concepto (dónde se usó, grupo étnico de quien lo usó y la actividad económica en que se usó) no dejan lugar a dudas; en el mejor caso podríamos hablar de un racismo implícito al elegir el nombre de la tienda pero racismo al fin. Si usted afirma que ve un negocio de ropa femenina cuyo diseño se basa en tejidos mayas y el nombre «María Chula» no le trae a la mente un grupo de mujeres mayas con sus trajes tradicionales simplemente está negando el habitus que todos conocemos.
    La verdadera alarma está en las redes sociales y la oficiosa defensa que el ladino promedio hace de su idioma español: no permite que una institución ajena a su realidad étnica, como lo es CODISRA, lo rija en un contexto que considera sumamente propio: el lenguaje. Paradójico, por cierto, dado que conocemos miles de casos en los que se ha intentado prohibir el uso del idioma maya en contextos laborales o educativos, donde los ladinos suelen dominar (véase el «Diagnóstico del racismo en Guatemala» del 2006). El punto es que seguir negando la existencia de un lenguaje discriminatorio (y su uso en la vida cotidiana guatemalteca) no hace más que fomentar el mismo racismo y justificar la existencia y funcionamiento de CODISRA. Por otro lado, burlarse del racismo o de las acciones para combatirlo es un comportamiento explícito sistemático que denota discriminación.
    A continuación, respuestas rápidas a algunos argumentos que he visto en redes sociales:
    • ¿Ya no puedo usar el nombre «María» ni decirle «chula» a nadie?
    o «María» como nombre propio y el adjetivo «chula» como sinónimo de «bonita» no son lenguaje discriminatorio. Ahora, si usted usa «María» para referirse a cualquier mujer indígena y «chula» para llamar a la servidumbre, sí; usted usa un lenguaje discriminativo.
    • Ya explicó la dueña (María Andrea Flores) que era un homenaje a su abuela y, obviamente, «María» es su nombre.
    o Es querer tapar el sol con un dedo. La clave está en el tipo de negocio: vestimenta con base en tejidos mayas. La dueña puede honrar a quien quiera y llamarse como quiera pero, en el contexto de su negocio, aprovechó el doble sentido racista de la frase «María Chula» para fijarse en la mente de sus compradores. Tal vez lo hizo implícita y no explícitamente pero, igual, sigue siendo racista.
    • CODISRA divide al país y no respeta la multiculturalidad de los otros
    o Reconocer al otro no divide al país, al contrario, lo integra. Argumentar que no se respeta la multiculturalidad al excluir al ladino es solo un argumento falaz; el ladino concentra el poder, la riqueza, la educación y los servicios estatales así que CODISRA debe concentrarse en apoyar a las étnicas discriminadas y excluidas.
    • Los indígenas están siendo racistas con los ladinos. Los indígenas son racistas entre ellos.
    o Véase la respuesta anterior. Además, son argumentos malintencionados que intentan culpar a la víctima; afirmar esto es tan absurdo como culpar a la víctima de acoso sexual por la manera en que se viste.
    • ¿Por qué no va CODISRA contra otros negocios y solo elige blancos específicos?
    o Primero porque los acusarían de que es una «cacería de brujas» como ya lo están haciendo; segundo, porque asumo que tienen recursos limitados (no creo que sean una prioridad en el gobierno actual) y, tercero, supongo que por medio de estos casos mediáticos tratan más de educar a la sociedad que de castigar culpables (lean el final de su comunicado donde instan a analizar antes de difundir).
    • El combate a la discriminación se les está saliendo de las manos; parece una cacería de brujas.
    o Como se indicó arriba, si van tras pocos se les exige que sean justos y vayan contra todos; si van contra todos, se convierte en cacería de brujas. En general, CODISRA ha llevado casos puntuales y, entiendo, que a manera de convertirlos en casos paradigmáticos y ejemplares. El combate al racismo en Guatemala no está ni cerca de salirse de las manos ni de ser exagerado; al contrario, falta mucho todavía para que seamos una sociedad libre de racismo.
    • Están buscándole tres pies al gato con acusaciones sacadas de la manga.
    o El análisis cualitativo de contenido (o análisis discursivo) es una metodología científica hartamente descrita, validada y aplicada en el mundo. Que usted no la conozca o no la entienda no la hace «sacada de la manga».

    Gracias de antemano.

    • El texto original es de Javier Martínez, que también ha hecho una segunda intervención aún más larga sobre el tema de la polémica. Probablemente mi primo lejano Rodrigo lo copiara de su muro. Tengo pendiente dar una respuesta a Javier, en efecto. Por lo largo y complejo de la argumentación, estoy redactando una contestación que espero al menos esté al nivel. La verá en comentarios o una nueva entrada en el blog próximamente. Gracias por participar y traer argumentos al debate.

  16. Primero excelente articulo! Con respecto a Maria, hace mucho tiempo era comun que en las casas donde trabajaban empleadas a todas las que llegaban se les llamara Maria, de alguna manera porque a las patronas les daba pereza mental aprenderse el nombre. Lo de chula siempre se ha visto desde una connotacion positiva.

    Lo que si se ve es que estan tornandose inquisidores sobre temas sin relevancia y sobre otros de racismo mas importantes no han actuado. Y si querian que todos los apoyaramos en su causa lograron todo lo contrario.

    • Gracias Brian por las felicitaciones, muy fino. Yo también lo veo así:

      -que el autor de esos chistes infames con título de Moralejas haya llegado a la presidencia -por descarte de opciones peores, eso sí- dice mucho del país. Lo siento, sinceramente, así lo veo. Antes que con una humilde empresaria y sus operarias, debió meterse con el Presidente y hacerle emitir un comunicado de disculpas por sus chistes racistas y de mal gusto con las minorías étnicas o raciales del país.
      -Y sí, creo que han conseguido justo lo contrario. Pierden credibilidad por meterse con la clase trabajadora y empresarial humilde. El clasismo que destila la medida represora e inquisitorial resta credibilidad a su causa, por muy justa y necesaria que pueda ser en Guatemala.

      • A mi da pereza mental decirle Brian porque es un nombre extranjero de ahora en adelante le diré Juan porque es más fácil. Una preguntita de donde es su apellido, parece maya es una adaptación que he oido antes del apellido Q’anil, asi como Scott en lugar de Xcot, cosas que pasan en nuestra bella Guatemala

  17. Sí, quizás algunos puedan malinterpretarlo, pero la interpretación de la segunda persona no cuenta sino la intención de la primera, en Guatemala era muy común en mi juventud decirle negro a las personas de tez más oscura, ninguna vez tuve problema con alguno de ellos, era un apodo común y algunos amigos que tuve tuvieron ese apodo. Pero me he dado cuenta hoy día que a esos mismos amigos ya no les puedo decir negro porque se ofenden, no es sólo esta denuncia sino ya es parte de la cultura popular nuestra.

    Es difícil ya expresarse sin herir las susceptibilidades de cualquiera. Es parte de una nueva opresión por parte de los “ofendiditos”.

    • Varía de país a país. En Chile es un apodo cariñoso. Aunque posiblemente tenga sus orígenes racistas en todos los casos. En la era de la globalización estamos más cerca de aquellos que piensan diferente de lo que nosostros pensamos y es mucho más fácil que prenda la polémica y la indignación.

      A mí no me gusta que me digan canche en Guatemala. Puedo entender que su amigo de tez oscura se ofenda porque le digan negro.

  18. Como tu mismo dices; creo que por tu falta de conocimiento hacia los insultos y peyorativos que muchas mujeres de etnia sufrimos solo por el hecho de usar un traje regional; por personas que viven en el clasismo y los cuales creen que solo por tener cierto estatus dentro de la sociedad pueden generalizar a chicas como yo en “Maria” o “Chula” es denigrante no por el significado que la RAE, le da a la palabra en si, sino más bien por el uso que en Guatemala se le da y creo que en esto fue en lo que se baso la institución CODISRA para presentar la denuncia ante el Ministerio Publico.
    Como leía en un comentario acerca del tema, el contexto dentro del que se desarrolla es aun mas el problema ya que asociamos Maria+Chula+Tejidos y como se conoce dentro de la sociedad guatemalteca, los tejidos son hechos por personas pertenecientes a las etnias y por ende al asociar estos términos entramos en la aceptación de que se tome como natural o normal que se siga usando estos términos para definir a una persona solo por usar un traje.

    • Gracias Gladis por aportar su punto de vista. Reconozco mi ignorancia sobre la realidad social guatemalteca -cuatro años no dan para tanto- y siento de corazón si alguna vez sufrió discriminación por su traje, cultura o etnia. Entiendo todos sus argumentos e igualmente acepto que puedan darse usos y contextos denigrantes de las palabras maría y chula. Pero sinceramente, sigo sin ver que aplique a la empresita de María Flores que daba trabajo a mujeres indígenas. Espero que ella lo siga haciendo aunque sea con la marca María Flores, en vez de María Chula. Sería triste que las señoras perdieran esta fuente de ingreso por los prejuicios de un ente burocrático que se mete donde nadie le había llamado. Saludos cordiales y muchos éxitos.

  19. Hola y buen día.

    Como guatemalteco, habiendo vivido por 25 años de mi vida en éste país me siento muy identificado con los argumentos que existen respecto al racismo en el país. De hecho, crecí en un colegio que podría por momentos hacerme sentir incómodo por lo elitista y algunas veces racista del alumnado. Donde por algunos momentos se me presionó por parte de mis propios amigos a hacer de menos a las personas que eran “morenas” y que por eso eran “menos”. Cosa que puedo decir orgullosamente, nunca hice, pero que diría yo me dejó con la impresión que el racismo vivido en Guatemala entre los ochentas y éstas épocas, es equivalente a la xenofobia y antisemitismo de los 30’s y 40’s.

    Orgullosamente también, soy egresado de la San Carlos y puedo decir que ahí, hay de todo como en el resto del país. Así como hay personas que siempre han sido, son y serán racistas, también habemos quienes no lo somos.

    Dicho esto, considero que cuando una empresa coloca una marca como “María Chula”, apela a cierto segmento poblacional como parte de una estrategia de mercado, igual al de frijoles la chula. Qué sucede, pues que las prendas son típicas guatemaltecas y lo ven despectivo por la étnia de la propietaria. He aquí mi argumento: ¡No importa! Que diantres importa si es una marca. Las marcas no buscan brujas para fomentar racismo, así como más personas no son más racistas solo porque hayan consumido frijoles la chula, o bien, se sientan ofendidas porque existe una marca que diga tal cosa. En palabras españolas: ¡Vaya gilipollez!

    Habiendo vivido durante 5 años en Europa, en un país muchísimo más racista que Guatemala, puedo decir con total certeza que el argumento del autor, dista nada de dar con lo cierto. Yo he sido discriminado por ser “ladino” en Europa, siendo también tierra de mi padre y de una madre de ascendencia española también. Que venga el autor a dar el comentario que da, es tan válido como el comentario que yo puedo aportar de lo que ocurre en Macedonia porque la perspectiva y los 4 años de experiencia de vida lo permiten.

    Concuerdo muchísimo con el Autor. Acciones tan falaces como las que se toman con la denuncia que ha sufrido una emprendedora solo demuestran el pobre entendimiento del mismo pueblo para definir lo que se puede considerar como racista o no. Y muy difícilmente una marca pueda ser considerado como tal. En vez de aplaudir el emprendimiento y el desarrollo de nuevas fuentes de empleo como las que generaba la empresa, las truncamos. De ahí que no quieran racismo si con reafirmación de los mismos estereotipos les pagan.

    Es importante diría yo, o para ajustar más, resaltaría el impacto negativo que tienen acciones como estas en la economía, o en los emprendimientos.Para esto, cerremos entonces también la fábrica de frijoles, y toda empresa que haga tejidos típicos.

    Finalmente como alumno de la escuela de negocios, felicito al autor, por el coraje que tiene de venir a un país como el nuestro a compartir su conocimiento y perspectiva de vida, que yo en lo particular sé lo difícil que resulta y lo agotador que ha de ser lidiar con estereotipos tan tontos.

    • Gracias Levent. De verdad aprecio de todo corazón sus palabras. Especialmente las últimas.

      En efecto, un país tan necesitado de desarrollo, lo último que necesita es que su Estado, a través de su brazo inquisitorial y represivo, boicotee la iniciativa privada de unas humildes mujeres. Máxime cuando dice hacerlo en su defensa.

  20. Le recomiendo encomiablemente, el articulo sobre la Dra. Marta Elena Casaús Arzu. Buenísimo…. Esta en mi Muro.

    Excelente interpretación.

  21. Ninguna referencia importante en un análisis “académico”, y según entiendo desde un nivel de postgrado. La terminología no alcanza y tampoco requiere de tanta investigación. Y por si fuera poco, reconoce su ignorancia sobre la realidad social guatemalteca.Y así generan corrientes de pensamiento. Lamentable.

    • CODISRA tampoco presentó su análisis sociolingüístico o el peritaje lingüístico judicial adecuado. He consultado al departamento de peritajes lingüísticos del INACIF (Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala) y me confirman que no ingresaron o solicitaron ningún peritaje. Esto es una entrada de blog, escrita al calor de la polémica surgida esta semana, no un paper o tesis de lingüística, que requeriría un planteamiento, recogida de datos y análisis y publicación a lo largo de, quizá, meses. En efecto, habría que hacer una calibración profesional y técnica sobre el supuesto racismo de María Chula. Algo que no ha hecho CODISRA. No invierta la carga de la prueba. Es a CODISRA a quien corresponde demostrar la culpabilidad de su acusación de racismo, no a la Escuela de Posgrado de la UFM demostrar la inocencia de la acusada María Flores y su empresa María Chula. A todas luces su acusación viola la presunción de inocencia y no está bien sustentada, ni jurídica ni pericialmente y esa es la razón de fondo por la cual la retiraron. En un juicio tendrían todas las de perder.

      Ni peritaje lingüístico, ni análisis sociolingüístico sostenido con datos cuantitativos (estadísticamente relevantes), ni cualitativos (que interprete las correlaciones numéricas), ni basado en encuestas, ni testimonios, ni corpus textual alguno, ni sustento teórico sociolingüístico, que explique por qué María Chula es un término racista.

      En efecto, una entrada en un blog no es el formato adecuado. Yo quisiera tener acceso de la denuncia formal y el análisis de CODISRA para ver si cumple con los requisitos jurídicos y técnicos de un peritaje sociolingüístico. Pero el hecho de que retirara su denuncia demuestra que muy seguros no estaban de lo que hacían.

      Si usted tiene acceso a estos documentos, le agradezco que nos los haga llegar al correo posgrado @ ufm.edu y prometo que con mi equipo de catedráticos doctores del Magister Artium en Lingüística le hacemos un comentario pormenorizado y lo compartimos públicamente. Le reto y desafío públicamente a usted y a cualquiera que quiera poner en duda la calidad académica de la UFM a que nos pase estos documentos para someterlos a nuestro análisis técnico, jurídico y lingüístico.

      Quedamos a la espera de sus noticias.

      Atentamente,

      Manuel Pulido Mendoza
      Doctor en Filología Hispánica
      Director de la Escuela de Posgrado
      Universidad Francisco Marroquín

      • Tomaré su propuesta como lo que es, una simple entrada de Blog. Lastima, esperaba que viviendo de una entidad académica “seria” (posgrado.ufm.edu) su respuesta (ojalá y no sea copy paste) hubiera sido menos vaga. Respecto a Codirsa, no entinendo porque lo saca a la discusión, como si yo estuviera defendiendo los argumentos de ellos. Por supuesto que también tengo una critica personal aparte, lo que no entiendo es porque utilizar una retórica ideológica en su respuesta, como si todos quienes queremos mejores argumentos estuviéramos defendiendo a la parte contraria. Gracias por exponer sus credenciales académicas, ayuda a identificarlos plenamente.

        No creo que necesiten acceso a la base de datos de mi Universidad, porque ustedes han de tener los propios.

        Saludos a la distancia,

        Estudiante de postgrado en la Facultad de Ciencias Sociales en el extranjero.

        • Nada vaga, ya le digo. Un trabajo de investigación serio de sociolingüística o análisis del discurso no puede improvisarse en dos días, como sí se ha improvisado la denuncia espuria de CODISRA. De nuevo: no invierta la carga de la prueba. Es CODISRA quien deben argumentar por qué razón María Chula como nombre de marca es racista. La inocencia es lo que se presume, no la culpabilidad, señor. De hecho han retirado la denuncia porque saben que no puede prosperar. Y María Flores hizo muy mal en pedir disculpas cuando a nadie había ofendido y de hecho no tendrá que cambiar el nombre comercial.

          UNA VEZ MÁS: RETO A CUALQUIERA A QUE NOS PASE LA DENUNCIA RETIRADA POR CODISRA Y EL ANÁLISIS (SOCIOLÓGICO, LINGÜÍSTICO, ANTROPOLÓGICO, DISCURSIVO, ETC.) EN EL QUE BASABA SU DENUNCIA DE MARÍA CHULA. CON GUSTO HACEMOS UN EXHAUSTIVO ANÁLISIS JURÍDICO Y TÉCNICO DE PERITAJE LINGÜÍSTICO PARA DETERMINAR SI HAY O NO RACISMO EN EL USO DE ESOS TÉRMINOS EN ESA MARCA COMERCIAL Y SI SE JUSTIFICA LA DENUNCIA. LANZO EL GUANTE PÚBLICAMENTE, POR SI HAY QUIEN TENGA EL VALOR DE RECOGERLO.

  22. cuando encontré que El Movimiento Nacional de Tejedoras Ruchajixik ri qana’ojbäl fue el que impulsó en mayo la denuncia contra el nombre de la empresa María Chula, por considerarlo ofensivo y racista, no pude evitar pensar sí la situación podría tener un trasfondo económico, un intento por colocar una barrera a empresas dedicadas al comercio de textiles, ajenas a su influencia y se utilizó este argumento para negociar compromisos, derechos de autor, exclusividades ó cualquier otra cosa a cambio de dejarlos tranquilos.
    Quizás llegó el punto donde el comercio que realiza empezó a representar una amenaza para la industria que pretenden proteger.
    Puedo estar equivocado, pero he aprendido que en la vida “no hay puya sin sangre”.

    • Muy buen comentario Juan, muchas gracias. En efecto, de fondo el tema es económico, de proteccionismo o corporativismo, no de racismo. Se quiere cobrar regalías sobre diseños que no tienen copyright, que no están registrados como propiedad intelectual. Es un caso de corporativismo, de intento de boicot a una iniciativa privada legítima. Como no pueden utilizar el vago término de “apropiación cultural” porque eso no se sostiene ante ningún tribunal, usan el acoso y la amenaza contra una mujer inocente para cobrarse la pieza y amedrentar a quien se meta en lo que consideran campo de competencia exclusiva. Un caso de proteccionismo corporativo o de sindicalismo apoyado en el poder coercitivo del Estado. Repugnante.

      Los únicos que discriminan son los resentidos incapaces de competir en la libertad de mercado. Y no tanto por falta de acceso a financiación, sino por falta de imaginación y creatividad para poner en valor sus productos ante el mercado. La pobreza es fruto de una visión pobrista y mezquina de la vida, antes que de un balance financiero previo.

  23. Un extranjero que conoce a fondo el contexto cultural del país tiene tanto derecho a opinar sobre esto como un guatemalteco que conoce a fondo el contexto cultural del país. Un extranjero que por lo visto no conoce para nada el contexto cultural del país, tiene la misma obligación de excusarse de hablar del tema como un guatemalteco que no conoce para nada el contexto cultural del país. Aquí mismo este marrero escribe, literalmente: “Desconozco si el uso local en Guatemala, efectivamente tiene esa connotación racista” y con esa sola frase debió haber empezado y terminado un texto absurdo e innecesario sobre un tema que no domina y, por lo tanto, debía ejercer la dignidad del silencio hasta investigar e informarse debidamente (cosa que no incluye preguntar exclusivamente a sus alumnos, entre los cuales puedo intuir que no hay un solo joven indígena).

    • Lo ocurre es que la ignorancia es muy atrevida y descarada. Y es un verdadero gusto aprender de todos ustedes. Todos los comentarios guardan una enseñanza. Gracias de corazón por venir a ilustrar con sus luces acá. Esta también es un forma de investigar. Y como usted mismo cita, reconozco mi ignorancia parcial sobre el presunto uso racista de los términos María Chula en Guatemala y quería pulsar la opinión pública. Creo que con 70, y subiendo, comentarios, no ha estado mal 😉

      Está en mi naturaleza no callarme y no dejarme callar. Menos cuando se habla sobre usos, significados y sentidos de la lengua en la que crecí y me eduqué, que es el español, su lengua y literatura. Soy Doctor en Filología Hispánica, un título que no se regala y que me faculta para opinar doctamente sobre lengua y cultura hispánica, de Madrid a Manila, de California a Tierra de fuego. Obviamente, no conozco todos los pormenores culturales de todos los países hispanos o con hispanohablantes, pero le invito a echar un vistazo a mi perfil en Academia.edu y ver lo que hasta la fecha he publicado sobre diversos temas, le invito a seguirme aquí y en mis redes sociales:

      https://ufm.academia.edu/ManuelPulidoMendoza
      https://posgrado.ufm.edu/manuel-pulido-mendoza/

      ¿Usted escribe? Me encantará echar un vistazo a lo que haya publicado hasta la fecha.

      Sí tengo alumnos indígenas, de lengua materna kaqchikel. Muy buenos historiadores y economistas en ciernes, por cierto.

      • VelASCO no escribe, solo saber regurgitar sus frustraciones mediante bocetos de sí mismo…¡desnudo! He allì su gran aporte intelectual a Guatemala.

        Y lo peor es que entre toda la recua de seudointelectuales progrezurdos, es quien más semejanza tiene a un terrible e intrèpido conquistador extremeño llamado por los mexicas ‘Tonatiuh’. Debe ser un tormento verdadero verse al espejo cada mañana.

  24. lamentable que se haya diculpado cuando NO HAY RAZÓN PARA ELLO.

    Lo que me preocupa mas es el hecho de que haya gente que crea que hay algo porqué disculparse…

  25. Ufff, yo ya vengo a comentar algo tarde pues lo acabo de leer.

    Yo soy un guatemalteco que ahora reside desde hace 3 años en España. Soy un ladino criollo (me sabe mal decir eso porque hay gente que se lo toma a mal… yo considero el discurso de “que si es ladino, que si criollo, que si indígena” como un poco obsoleto a los tiempos actuales) que nació en la capital y a los 8 años se mudó al oriente guatemalteco (Jalapa). Lo de ser “canche” lo destacaba porque yo en la capital (cuando vivía o la visitaba) no sentía ningún tipo de racismo contra mí y me daba igual, pero cuando regresaba al pueblo me sentía raro por ser canche. Incluso unos familiares y yo tuvimos problemas en un estadio de futbol del cual tuvimos que irnos porque nos gritaban “Gringos go home” sin saber que también éramos guatemaltecos; curiosamente acá en España jamás me he sentido atacado o apartado de ninguna forma (y tampoco es que me lo fuera a tomar a pecho, pues creo que el racismo tiene que ver mucho con la cultura e intelectualidad del individuo).
    Por otra parte, había gente que me apreciaba de más solo por el hecho de ser canche o te exponía como mejor frente a los demás, en ese sentido también siento que es un acto racismo para con los que no son canches. También habían otros que te miraban con curiosidad. Supongo que con el paso del tiempo eso me hizo sentir empatía con la gente del interior y me hizo pensar que muchos capitalinos deberían viajar al interior del país y relacionarse con las personas del campo.
    Sobre lo de CODISRA, pues no le veo ninguna base pura y lógica para su reclamación; pienso que si realmente quisieran erradicar el clasismo, racismo o la discriminación que aquejan al país buscarían una mejora de las condiciones de vida para todos, el reconocimiento de bilingüismo en el país (y el desarrollo de una educación bilingüe en español/idioma indígena), el fomento de la cultura indígena, la capacitación en las zonas rurales y charlas contra el racismo, ya que como te digo, dentro de la población ladina mestiza e indígena, también hay un tipo de discriminación o rechazo al que no es como ellos. Creo que todo esto podría mejorarse con inversión en valores y desarrollo educativo, pero en fin, hablamos de Guatemala…
    En fin, solo quería compartirte esta experiencia y espero haber logrado explicarme bien. Saludos desde la invernal Soria, en Castilla-León.

    PD: Me agrada que un español esté allá debatiendo sobre esto porque lo considero una bocanada de aire fresco y diferente a lo ya visto en el país. Siempre se puede aprender del que no nació en la misma tierra.

    • Gracias Marcelo por comentar y hacerlo tan bien y con tan amables palabras.

      Coincido en gran medida con lo que dices. El racismo permea términos como canche y, en ocasiones, es parte del racismo hacia el indígena o más oscuro de piel, y en ocasiones forma parte de un racismo inverso, que también existe.

      Por ejemplo, se puede aducir el racismo del gitano en España. A nadie se le oculta que han sido fruto de un racismo secular como minoría étnica en España, pero ellos también han desarrollado pulsiones muy racistas. Obviamente esto es una generalización y no aplica a todos los casos, pero sí existen usos racistas del lenguaje, hechos por los mismos gitanos. El mero término payo, que para ellos significa, además de no-gitano, tonto. O peor, el término “payopony”, otro gitanismo para referirse a los latinoamericanos residentes en España, generalmente ecuatorianos, más bajitos que la media de los españoles, como versión en miniatura del payo.

      También creo que la eduación infantil en lengua materna es fundamental. Sea esta la lengua que sea. También creo que el servicio educativo no debe regularlo el Estado. Sería estupendo un educación desregulada, descentralizada, de centros educativos privados, que fueran financiados con cheques escolares estatales. En vez de gastar en sueldos de maestros y centros educativos, con todos su personal de mantenimiento y administrativo, dejaría al mercado funcionar en libertad y dar cada niño y familia un mismo cheque para gastar en educación, en colegios de primaria.

      Sí es cierto que hay dos Guatemalas, la capitalina y la del interior. Habría que fomentar una mayor urbanización de las capitales departamentales, junto con su desarrollo económico, para descongestionar la capital. Sin duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *