Ethos y Logos en Viktor Frankl y L. Wittgenstein

Sentido de vida y vacío existencial: Desde “La presencia ignorada de Dios”, de Viktor Frankl, hasta las “Investigaciones filosóficas” de Ludwig Wittgenstein

por Pablo Fernando Aguirre Hurtarte

(Alumno del M.A. en Filosofía, trabajo final para el curso “Filosofía del Lenguaje” en el primer trimestre de 2018) 

Introducción

En esta investigación hablaremos sobre “sentido de vida y vacío existencial” desde La presencia ignorada de Dios, obra escrita por Viktor Frankl, hasta las Investigaciones filosóficas del filósofo Ludwig Wittgenstein. Aunque el libro, La presencia ignorada de Dios desarrolla el tema de la relación inconsciente que el hombre tiene con Dios, y las Investigaciones filosóficas tratan específicamente sobre filosofía del lenguaje, creemos que el tema sobre el sentido de vida está presente en estas dos obras.

En la primera parte hacemos un recorrido sobre algunos de los conceptos antropológicos desarrollados por Frankl. Esto nos ayudará a entender el tema del sentido de vida. Recorreremos las líneas antropológicas franklianas en las categorías de: espíritu, libertad y responsabilidad. Estudiaremos: (1) El espíritu, parte esencial del ser humano, en donde este se descubre como “alguien-libre” y “alguien-responsable”. (2) La libertad, verdadero modo de ser, existir y obrar. Abarca no solo la libertad de cualquier condicionamiento psicosomático, sino también, la libertad que culmina en el cumplimiento de la tarea que cada persona debe realizar. (3) La responsabilidad, como respuesta que el hombre da a la vida cuando descubre y practica una tarea.

En la segunda parte hablamos sobre “formas de vida” y “juegos de lenguaje”, términos correspondientes al segundo Wittgenstein. Hablar de “formas de vida” es hablar de actividades. Las actividades se realizan en el marco del comportamiento humano. Tanto las actividades, como el comportamiento humano, constituyen los pilares en donde se apoya los “juegos de lenguaje”. Existirán tantos juegos de lenguaje como actividades tenga el ser humano. Cada actividad conlleva un modo particular de “usar” las palabras, oraciones y propensiones. Estos usos determinan los múltiples significados que podamos encontrar.

En la tercera parte, intentaremos abordar el tema del vacío existencial desde la perspectiva de Frankl y los aportes de Wittgenstein al lenguaje. Sabemos que el hombre siempre le está dando un significado a los acontecimientos presentes en su vida. Este significado es el resultado de una forma de vida (carácter). La logoterapia consistirá en ayudar al hombre a encontrar un “nuevo” significado, para que, con esto, logre transformar su modo de ser y actuar.

Por tanto, en este artículo intentaremos dar respuesta a esta pregunta: ¿Encontramos en Wittgenstein las bases fundamentales para resolver el problema del vacío existencial propuesto por Viktor Frankl? Para realizar este estudio, utilizaremos tanto las obras de Frankl, como las Investigaciones filosóficas, de Wittgenstein. Contaré, a continuación, lo que estos libros nos han dejado.

Sigue leyendo

¿Cuántas víctimas hubo en el conflicto armado de Guatemala?

Hoy queríamos compartirles esta digitalización de una separata de un interesante artículo de nuestro coordinador del área de historia, el Dr. Carlos Sabino.

El artículo es una adaptación, con ligeras modificaciones, del capítulo 25 del tomo II de su libro Guatemala, la historia silenciada (1944-1989) (Guatemala: Fondo de Cultura Económica, 2006).

Puede citarse de este modo:

Sabino, Carlos. “El número de víctimas del enfrentamiento armado interno de Guatemala.” Anales de la Academia de Geografía e Historia de Guatemala, XVI, 2016: 163-190

En el dicho artículo, el Dr. Sabino justifica la necesidad de poder contabilizar de modo más objetivo las víctimas del conflicto armado. Para ello hace un exhaustivo recorrido bibliográfico por los datos disponibles sobre esta cuestión, a partir de estimaciones globales y recuentos de casos concretos. 

Su conclusión sobre estas fuentes es que:

Todas estas informaciones -como algunas otras que no presentamos al lector para no abundar sobre lo que nos parece suficientemente claro- se basan en apreciaciones generales, poco o nada detalladas, que por eso producen cierta desconfianza. Nadie se toma el trabajo de explicarnos la forma en que se han contabilizado las muertes y, como bien dice Jorge Luján, no aparecen las mínimas precisiones que resultarían indispensables como para aceptarlas como ciertas. Lo único que puede afirmarse con certeza hasta aquí es que, hacia el final del conflicto armado, se afirmaba sin mayor discusión que se habían producido unas 40-60.000 víctimas fatales desde sus comienzos, fijados algo arbitrariamente en 1960. (p. 166)

Es decir, que solo con la información de ambos bandos contendientes, grosso modo, el número de víctimas del conflicto armado civil en Guatemala ya distaba de la cifra de 200.000 fallecidos, no justificada, por la Comisión para el Esclarecimiento Histórico:

La cifra de 200.000 víctimas contradice, de partida, las informaciones previamente existentes, es incompatible con los datos demográficos del país y con varias otras formas de hacer el cálculo que es objeto de nuestro interés. Para revisarla, sin embargo, es preciso proceder pacientemente, buscando un método que, confiando menos en instrumentos estadísticos que resultan de dudosa validez para el caso de estudio, examine todos los ángulos del problema y las amplias informaciones disponibles. (p. 175) 

Sigue leyendo