Publicado el Índice Mundial de Libertad Electoral 2018

  • Irlanda encabeza el Índice y es el único país que supera los 80 puntos y alcanza la franja de “altísima” libertad del elector. Le siguen Islandia y Suiza.
  • Con 69,22 puntos sobre 100, España se sitúa en la franja “aceptable”. Supera a Alemania y Bélgica, pero le supera el resto de Europa Occidental.
  • Excelente desempeño de Portugal y de algunos países latinoamericanos como Uruguay, Chile y la República Dominicana.
  • Guatemala cuenta una relativamente muy alta libertad electoral (puesto 34), y alto índice de sufragio activo (puesto 11) pero, el índice de desarrollo político (puesto 122) y el índice de sufragio pasivo (82) la lastran.
  • Cierran el índice Arabia Saudí y Brunei.

DESCARGA DEL DOCUMENTO ÍNTEGRO DEL IMLE 2018 EN PDF: http://bit.ly/WEFI2018

Madrid, 22 de enero. Acaba de publicarse el Índice Mundial de Libertad Electoral (IMLE) 2018. Su director es el profesor José Antonio Peña, de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. El consejo científico incluye a catorce catedráticos y especialistas de diversas universidades de España, Alemania, Italia, Portugal y varios países de América Latina y Oriente Medio. El estudio, elaborado por la Fundación para el Avance de la Libertad con la colaboración de la Universidad Autónoma de Chile, ha identificado cincuenta y cinco indicadores básicos para elaborar los cuatro grandes subíndices que componen el principal. Son los índices de desarrollo político, sufragio activo, sufragio pasivo y empoderamiento del elector. En total, se ha asignado cerca de once mil puntuaciones para evaluar y clasificar a los 198 países cuyo grado de libertad electoral se analiza.

José Antonio Peña

Con una puntuación de 69,22 sobre 100, España alcanza el puesto 56º y el aprobado en esta primera edición del índice. Supera a dos países de Europa Occidental, Alemania (64º) y Bélgica (85º), quedando clasificada en la franja de libertad electoral “aceptable”. Los demás países de Europa Occidental obtienen puestos más elevados en el ranking. En el caso español, el factor que lastra la puntuación es su mejorable desempeño en materia de sufragio pasivo por las barreras de acceso a la actividad político-electoral, cayendo hasta el puesto 127º del mundo en ese subíndice, mientras obtiene una alta puntuación en sufragio activo (puesto 32º) y otras áreas.

En Europa, algunas de las democracias recientes del Este presentan una puntuación más baja que la española, dentro de la franja de “aceptable” libertad electoral. Pero hay también cinco países europeos que suspenden: Armenia (118º del mundo), Rusia (134º) y Turquía (135º) obtienen la etiqueta de libertad electoral “insuficiente”, mientras Bielorrusia (163º) y Azerbaiyán (168º) quedan clasificadas con la de libertad electoral “baja”.

Entre los países de nuestro entorno, destaca la ganadora absoluta del IMLE 2018, Irlanda, único país del mundo que supera los ochenta puntos y alcanza la clasificación de “altísima” libertad electoral. Le siguen por este orden Islandia, Suiza y Finlandia, y el “top ten” de esta primera edición incluye también a Dinamarca (6º puesto), Portugal (7º), Reino Unido (9º) y Lituania (10º).

En el resto del mundo, destaca por sus buenos niveles de libertad electoral todo el continente americano. En América Latina, sólo Cuba (186º del total de 198 países evaluados), Venezuela (102º) y Honduras (108º) suspenden en el IMLE 2018 junto a Guyana, Belice y algunas islas del Caribe. Destacan, en cambio, las altas puntuaciones de países como Uruguay (12º), Chile (17º) y muy especialmente la República Dominicana, que queda en el 8º puesto de este ranking mundial. Los Estados Unidos de América (puesto 44º) deben conformarse con una nota de libertad electoral “alta”.

Australia (5º puesto) y Nueva Zelanda (39º) presentan un magnífico desempeño, mientras los continentes africano y asiático cosechan, en general, los peores resultados del estudio. Algunas excepciones son Sudáfrica (51º) o Japón (54º). India alcanza un puesto encomiable (20º) pero se debe sobre todo al excelente ordenamiento, al menos formal, de su sistema de sufragio activo, subíndice que el gigante asiático encabeza en esta primera edición del IMLE.

Los peores niveles de libertad electoral se dan en los regímenes donde los procesos electorales ni siquiera cumplen unas mínimas exigencias de credibilidad. Así, cierran el IMLE 2018 países como Corea del Norte (190º), China (192º), Arabia Saudí (197º) y, en último lugar, el Sultanato de Brunei (198º).

El IMLE 2018 se presentará en varias ciudades españolas y en algunos países de Europa y América. En enero de 2019 se publicará la segunda edición y podrá comenzarse a comparar la evolución anual de los países.

DESCARGA DEL DOCUMENTO ÍNTEGRO DEL IMLE 2018 EN PDF: http://bit.ly/WEFI2018

————————————–

Sobre la Fundación

La Fundación para el Avance de la Libertad es un think tank e incubadora de organizaciones de activismo en la sociedad civil, con sede en Madrid. Su misión es promover el avance de la Libertad individual humana en todos sus aspectos y el éxito de las organizaciones y entidades que la impulsan y defienden. La Fundación es miembro de la Atlas Network, una red mundial de institutos de pensamiento que trabajan por la libertad personal y económica.

+ INFO: www.fundalib.org

 Atención a los medios:

  • José Antonio Peña, autor del IMLE 2018

Email: japer@upo.es

Teléfono +34 657 219 669

  • Juan Pina, Secretario General de la Fundación

Email: j.pina@fundalib.org

Teléfono: +34 647 185 989

Sesión Informativa Programa de Doctorado UFM

Obtén tu doctorado con un currículum personalizado y en tres años.  Plantea tu propio tema de investigación y doctórate con libertad.  

¡Construye tu Legado!

Asiste a nuestra sesión informativa y resuelve tus dudas.  
Fecha: miércoles 31 de enero del 2018 
Hora: de 7:00 a 8:30 p.m. 
Lugar: Escuela de Negocios EN 601 Universidad Francisco Marroquín

Inscríbete aquí: http://eloqua.ufm.edu/SesionInfoDoctoradosUFM

Más información en doctorado@ufm.edu o doctorado.ufm.edu o en el teléfono 2413-3292.

El programa de Doctorado del Centro Henry Hazlitt de la Universidad Francisco Marroquín es el camino ofrecido a los estudiantes para obtener un título de doctor, el grado académico último y preeminente que puede conferir la universidad.

El programa agrupa todos los estudios doctorales de la Universidad Francisco Marroquín, sin distinción de disciplinas.  

El título de doctor al que se opta reconoce un doctorado en investigación cimentado en la defensa de una tesis basada en una investigación original, por tanto, el equivalente al PhD o Philosophiae Doctor del mundo anglosajón.

En ningún caso, el doctorado de la Universidad Francisco Marroquín es un doctorado profesional que ofrezca determinadas competencias para la práctica de una profesión que exija una capacitación universitaria específica. De nuevo, es un doctorado de investigación que valida al candidato que lo obtiene como un investigador científico claramente cualificado.

El doctorado se plantea como un enriquecimiento intelectual del doctorando que de forma libre decide abordar un tema de investigación, desarrollarlo siguiendo los parámetros científicos, someterlo a la crítica de otros doctores y concluirlo aportando un resultado objetivo, general, sistemático y verificable

El doctorado se plantea como un enriquecimiento intelectual del doctorando que de forma libre decide abordar un tema de investigación, desarrollarlo siguiendo los parámetros científicos, someterlo a la crítica de otros doctores y concluirlo aportando un resultado objetivo, general, sistemático y verificable.

El doctorado puede suponer, al doctorando, una mejora en el mundo profesional, permitir el acceso a determinados puestos laborales o suponer un reconocimiento social. Pero para la Universidad Francisco Marroquín es el mejor camino para que nuestros investigadores más valiosos realicen una reflexión amplia y profunda a partir de sus saberes, experiencias y habilidades sobre la capacidad de los individuos para actuar de una forma libre y responsable.

El doctorado puede ser el inicio de una carrera como investigador, una etapa más en esa carrera o su colofón. Pero, sobre todo, es un momento para evaluarse a sí mismo y ser consciente de la capacidad real que podemos poseer para construir o mejorar el conocimiento sobre la libertad.

El programa de Doctorado de la UFM ofrece el marco académico-administrativo legal para optar al título de doctor. Para la obtención de este título, el doctorando puede tener que superar una serie de requisitos académicos, diferentes en cada caso, y todos los doctorandos deben defender y aprobar una tesis doctoral.

Sigue leyendo

Conmemorando los terremotos de 1917-1918: 100 años después

Exposición fotográfica

Entre el 25 de diciembre de 1917 y el 24 de enero de 1918, la Nueva Guatemala de la Asunción sufrió una serie de terremotos que destruyó la mayor parte de la ciudad y dejó varios miles de muertos.

La ciudad había sido fundada en 1776, con el traslado de la capital de la Capitanía General de Guatemala desde el valle de Panchoy, donde la antigua capital, Santiago de Guatemala (hoy la Antigua) había sido destruida por los terremotos de Santa Marta de 1773, hasta el valle de las Vacas, donde aún permanece hoy.

La Nueva Guatemala se había construido muy lentamente a lo largo del siglo XIX, hasta el punto de que para los tiempos de la Revolución Liberal de 1871, la capital presentaba un aspecto tardocolonial, concentrada en torno a la actual zona 1, con edificios de un solo nivel, muy macizos, entre los que sólo destacaban las torres de las iglesias.

Sin embargo, a finales del siglo XIX y principios del XX, durante los gobiernos de Reina Barrios y Estrada Cabrera, la Nueva Guatemala había sufrido una renovación general. La ciudad había crecido, sobre todo, por las actuales zona 4 y la avenida de la Reforma. El caserío se había renovado con aires venidos de la Europa Occidental, hasta el punto de aspirar a convertirse en la pequeña París centroamericana.

Todo este proyecto de renovación se vino abajo con los terremotos de 1917-1918, hasta el punto de que el legado arquitectónico de Reina Barrios y Estrada Cabrera, fuera de la traza urbana, prácticamente ha desaparecido.

Los terremotos del 25 de diciembre de 1917 comenzaron a causar estragos en la ciudad, que se vieron agravados con los nuevos terremotos de tres días después, el 28 de diciembre, tras los cuales se instalaron campamentos provisionales en los parques y plazas para dar cobijo a todos aquellos que habían perdido sus casas.

Sin embargo, los propios campamentos provisionales, así como los edificios que aún permanecían en pie, se vieron terriblemente afectados por los nuevos terremotos del 3 y el 24 de enero de 1918 que provocaron la ruina de la urbe.

Es entonces cuando el joven Enrique Forno Amado (quien en 1918 tenía 27-28 años) comienza a elaborar la colección de fotografías que presentamos en esta exposición, colección que había permanecido inédita hasta ahora. Bien es cierto que de los terremotos de 1917-1918 existen otros repertorios fotográficos. Pero el interés de la colección Forno es que junto a las imágenes de los edificios más significativos, hay una serie llamativa de calles y avenidas bien identificadas que nos permiten entender hasta qué punto los terremotos afectaron no sólo a los grandes monumentos, sino también a negocios y viviendas.

En esta exposición, deseamos mostrar como el terrible efecto de los terremotos de 1917-1918 acabó completamente con esa ciudad que aspiraba a ser una de las más bellas de Centroamérica.

La exposición se puede visitar en el Auditorio Juan Bautista Gutiérrez.

Conferencias relacionadas con los terremotos

El próximo 24 de enero, desde las 8:30 hasta las 13:30 horas, en el Auditorio Juan Bautista Gutiérrez, sala 3, organizado por el Programa de Exploraciones sobre la Historia, se llevará a cabo un ciclo de conferencias conmemorando los terremotos de diciembre de 1917 y enero de 1918 que destruyeron la ciudad de Guatemala.

Hace cien años, una serie de sismos asolaron la capital provocando la destrucción de la ciudad tardocolonial y liberal lentamente construida durante todo el siglo XIX, con un concepto de confort y belleza que posiblemente se perdió irremediablemente tras esos terremotos.
 
El ciclo de conferencias comenzará con la ponencia de Héctor Monzón, sobre el contexto geológico en el que se produjo el terremoto. Continuará Walter Widman, explicando el contexto histórico en el que se produjeron los sismos. Seguidamente, hablará Carlos Ayala para contarnos cómo era la ciudad de Guatemala, su desarrollo urbano y arquitectónico, antes de los terremotos.
 
Pasaremos entonces a la charla de Aníbal Chajón, quien narrará cómo fueron los terremotos y cuál fue la destrucción que provocaron. Proseguiremos con la presentación de Augusto de León sobre las consecuencias políticas del terremoto, en esencia, el final del gobierno de Estrada Cabrera. El ciclo lo cerrará Luis Figueroa relatándonos algunas anécdotas y vivencias de las personas que sufrieron los terremotos.
 
Enlace para la inscripción gratuita en el ciclo de conferencias.
 
Agenda.
 
  • Se convoca al público a las 8:30.
  • Alberto Garín, Introducción, de 8:45 a 9:00
  • Héctor Monzón, ¿Qué causó los terremotos de 1917-1918?, 9:00-9:45
  • Walter Widmann, Guatemala en 1917, 9:45-10:30
  • Carlos Ayala, Arquitectura y urbanismo de la Ciudad de Guatemala La ciudad en 1917, 10:30-11:15
  • Aníbal Chajón, Breve historia de los terremotos de 1917-1918 y la destrucción que provocaron, 11:15-12:00
  • Augusto de León, Consecuencias políticas de los terremotos de 1917-1918, 12:00-12:45
  • Luis Figueroa, Viviendo los terremotos de 1917, 12:45-13:30

Si te interesa la historia, posiblemente quieras ver la oferta de cursos de este trimestre, que forman parte del Posgrado / M.A. en Historia y del Programa de Doctorado.

Posgrado y M.A. en Historia (blended, presencial o en línea)

Pueden suscribirse o desuscribirse de este blog con este sencillo formulario: